Pesadilla antes de Navidad

Si os lo temíais, estábais en lo cierto: ya estoy otra vez por aquí para dar la tabarra con una de mis batallitas de experiencias “ñuseras” frustrantes. Os comentaba en el último artículo que había vuelto al modo “remanso de paz”, aprovechando las fiestas navideñas. Ahora que éstas han concluido paso a relataros en qué ha consistido esta vez la odisea. Ya en verano de 2013 tuve el primer ataque de hartazgo, pero lo dejé a un lado en aras de aportar mi granito de arena a una causa que apreciaba, como era la que entonces yo creía inminente (luego resultó no ser así) desaparición de Chakra por falta de manos para ayudar. Luego, una cosa llevó a la otra y me encontré de nuevo, de un modo más pausado, eso sí, en la dichosa espiral de instalar y probar sistemas operativos para el blog, subir paquetes a CCR, ayudar en los foros de Chakra…

Es muy cierto que somos una especie que tropieza una y otra vez con la misma piedra. Al poco tiempo de retomar mi actividad, y por seguir con los símiles rocosos, volvía a encontrarme cual Sísifo de la vida, empujando una piedra con forma de Tux hasta una cima de la cual volvía a caer como un péndulo retorna a la posición anterior en su bucle infinito de movimiento perpetuo. Y no es que no me diera cuenta, al contrario, pero estaba decidido a persistir a sabiendas de que de nuevo estaba atrapado en el mismo problema de la última vez. Pensaba que os lo debía a vosotros, lectores-sufridores de los continuos devaneos de un servidor. Y es que es duro ser bloguero.

Adiós Chakra, gracias por todo
He insistido tanto en alabar a Chakra que cualquier cosa que escriba parecerá ya redundante. Es la distro de la que me proclamé fanboy a los cuatro vientos, a la que tantas veces dejé tirada y otras tantas regresé con el rabo entre las piernas. Donde me sentí parte de una comunidad todo el tiempo en que traté de ayudar con lo poco que podía. Y también la distro en que, mientras hacía todas esas cosas, seguía oyendo el “run-run” incesante de quien no entiende el porqué había que complicar las cosas tanto en el tema GTK, aun respetando el ideario que dio origen a la propia distribución.

Los motivos para dejar definitivamente de usar Chakra tienen un poco de todo, pero el detonante principal de la decisión tiene que ver con el carácter de semi-rolling release de la distro, que comenzó a causarme problemas en tanto en cuanto las nuevas versiones de KDE parecían traer consigo ciertos retrocesos. Algunos errores eran nimiedades sin importancia, como el hecho de que el volumen se fuera al 100% con cada notificación del escritorio, algo que incluso tenía fácil solución. Otros, sin embargo…

Me encontraba una tarde más tranquilo de lo habitual, dado que mi retoño (practicante del noble arte del kárate) tenía que entrenar durante dos horas en lugar de la hora que suele. No recuerdo cual de mis auto-impuestas obligaciones me hallaba realizando, creo que estaba repasando los foros, cuando me sobresaltó mi mujer advirtiendo que se hacía tarde para ir a recoger al crío. Contesté que no era así, que faltaban aún más de tres cuartos de hora, a lo que ella respondió con una pregunta: “¿tú estás tonto?” (más de lo normal, se entiende). Tras ponerme un reloj delante de las narices me dí cuenta de que todo el Plasma workspace se había congelado hacía 45 minutos y, efectivamente, llegaba tarde a recoger a mi hijo. El reloj del escritorio, como toda la barra de tareas, estaba parado.

Obviamente lancé maldiciones varias en arameo al tiempo que corría por la calle para intentar llegar a tiempo. Luego del tremendo cabreo (“esto no me había pasado ni en Windows, maldita sea mi estampa”) empecé a comprender que no tengo edad, ganas ni tiempo de seguir viviendo en la continua inestabilidad de un escritorio que se renueva tan asiduamente. Y eso que a Chakra se la acusa precisamente de lo contrario… Pero aún había más.

Debido a la especial configuración de la distro, a mi torpeza o a ambas cosas a la vez, jamás conseguí que funcionara Ace Stream, un programa P2P para ver partidos de fútbol que va perfecto en Debian y derivadas, e incluso en Arch, por poner un ejemplo distinto al ya tan trillado de Shotwell. Varias veces compilé el programa, pero no pude subirlo a CCR porque, simple y llanamente, no funcionaba. Horas de “googlear” me terminaron convenciendo de que debía ser alguna incompatibilidad con el particular GTK de Chakra, porque en Arch andaba bien. Por supuesto que pensé en comentar el caso en los foros, pero los pocos desarrolladores estaban ocupados con el testeo de los nuevos paquetes y no me parecía que les sobrara el tiempo para algo así.

Luego estaba el asunto de la impresora HP Laserjet 1018 que había heredado de mi cuñado y que en Ubuntu funcionaba de perlas, mientras que con Chakra dependía de no se sabe qué el que le diese por andar o no. A veces bastaba reiniciar, otras tenía que enchufar el cable en un puerto distinto… Ni idea de qué causaba el problema, pero estar, estaba presente en Chakra y no en la distro de Canonical (en la LTS, al menos). Puede que sea algo relacionado con las nuevas versiones de cups, o foomatic, vaya usted a saber.

Si me conocéis un poco ya iréis adivinando que cada pequeña gota iba llenando el vaso del distro hopper un poquitín más. Lo que me pasó con mi hijo equivaldría a un manguerazo entero para hacerlo rebosar, de modo que decidí que necesitaba estabilidad y que estaba cansado de las regresiones de KDE. Y esta afirmación, en Chakra, equivale a verse obligado a abandonar la distribución. Como digo siempre, esto es mi experiencia personal y como tal la relato. A quien no tenga estos problemas, que Dios se la dé y San Pedro se la bendiga.

¿Otra vez la misma historia? ¡Me vuelvo a Windows!
Y allá vamos otra vez, huérfano de distribución. Había estado probando para el blog SolydK, una distro de la que todo el mundo habla maravillas, pero mi experiencia no había sido esa. A estas alturas de la película no encontraba motivaciones para publicar más artículos de prueba de distros, con lo que mis anotaciones sobre SolydK duermen el sueño de los justos en el fondo de un cajón de mi escritorio a la espera de una decisión. Para los curiosos, solo añadiré que obtuvo un 7’76 de puntuación y que no me resultó tan sólida como su nombre hace presuponer, cosas de intentar meter con calzador paquetes nuevos en una Debian que pretende ser estable, supongo. En cualquier caso, actualmente albergo serias dudas sobre mis métodos de calificación y la utilidad de estas revisiones tan pragmáticas. En otras palabras, tengo ganas de lanzar opiniones un poco más subjetivas y mi vigente sistema de puntuar me ata de pies y manos para hacer eso. Veremos en qué acaba este tema.

Yo seguía dudando, ansiaba recuperar mi vida anterior a GNU/Linux, y ese era el motivo por el que tenía meridianamente claro que volver a Windows era la solución definitiva al problema. Y lo hubiera hecho, hubiera instalado el sistema de los chicos de Redmond. Pero como bien escribía hace poco Yoyo Fernández, creo que era en Google +, uso GNU/Linux porque me gusta, no porque sea libre. Si quisiera ser “libre” usaría Trisquel, no tendría móvil y viviría en una granja en medio de ninguna parte. A mí me gusta GNU/Linux, me parece mejor sistema que Windows y lo uso por eso. Verme obligado a abandonar este sistema por la “triste guasa” de no ser capaz de quedarme quieto en una distribución concreta se me antojaba un tanto injusto a la par que absurdo. La culpa no es de GNU/Linux: ¡la culpa es mía!

Así que, tras pensarlo bien, puse una muesca más en mi revólver con el enésimo formateo del disco duro (pobrecillo) y la instauración de una única distro para gobernarlos a todos: la LTS de Ubuntu. Aquello ocurrió a principios de Diciembre, y aquí es donde me encuentro ahora y donde pretendo quedarme. La no existencia de particiones de pruebas implica, forzosamente, dejar de revisar distribuciones en modo “real”.

Propósitos de Año Nuevo
Por supuesto que estáis en vuestro derecho de no creerme, a fin de cuentas he faltado tantas veces a mis “promesas” virtuales que no merezco otra cosa. Yo mismo no me creería, pero la sensación de tranquilidad que uno tiene cuando no está obligado a hacer cosas que no quiere hacer es una razón muy poderosa. Dejaré que una lista de actividades que creo mejores opciones para mi escaso tiempo libre, y que me parecen mucho más interesantes que probar distribuciones, haga los honores por mí:

– Disfrutar de la familia (esto es algo innegociable)

– Leer un libro (estoy con Guerra Mundial Z, de Max Brooks, gracias Mario)

– Ver series (tengo varias pendientes, como la última temporada de Homeland o Breaking Bad completa)

– Escuchar música (en esto ando algo estancado, me quedé en los 90)

– Estudiar (se convocan oposiciones este año para Enfermería en el SAS. Son ridículas en cuanto a número de plazas, 128, pero hay que intentarlo. Consolidación de empleo, que le llaman. Y ya en otras ocasiones os he hablado del continuo aprendizaje que demanda mi profesión)

– Jugar (he instalado Steam en Ubuntu y aprovechando la gratuidad de Left 4 Dead 2 le he echado unos ratillos… aunque ya estoy un pelín viejo para esto, como he podido comprobar. Y sí, me gusta el rollo zombie, también veo The Walking Dead, no tengo remedio)

– Escribir en el blog experiencias personales, tal que el artículo que estáis leyendo ahora, ya sea sobre GNU/Linux o lo que surja

Y, por favor, que no se me enfade nadie, pero el leer a tantos otros en la red, ya sea en Twitter, Google + o en sus blogs personales, atrapados en la misma telaraña del cambio de distribución, escritorio, versión, o lo que sea, se me hace muy triste. Tenemos que empezar a pensar, en un momento determinado, que un sistema operativo es un medio, nunca un fin. No es una religión, ni una filosofía de vida, ni nada de eso. Yo hace tiempo que lo sé, pero como comentaba en aquel artículo de la espiral, siempre fui un experto en postergación. De hecho, he logrado postergar algo que ya había conseguido hacer, volviendo a caer en el mismo círculo. Sin embargo, todos somos libres de continuar engañándonos, o no, sin contar aquí a quienes disfrutan del distro hopping, claro. Aquello que es divertido no puede ser malo. ¿O puede serlo? ¿No hay demasiadas personas que utilizan GNU/Linux no ya para trabajar, sino como mero entretenimiento? ¿Algo así como “tunear” el coche, pero gratuitamente?

Como digo siempre, mis disculpas por adelantado si todo este rollo os importa bien poco, este artículo es del tipo “no sé qué hacer, estoy cansado, necesito dejar de hacer esto”. Los que tenéis un blog sabéis de lo que hablo. Si nos quedamos con lo estrictamente referente a distribuciones GNU/Linux, leit motiv principal de LSDH hasta ahora, podríamos resumirlo en que ya no estoy cómodo con una distro “rolling release” y necesito algo estable, sencillo y duradero, como la LTS de Ubuntu.

Termino con una maravillosa metáfora que le leí a Eduardo, lector habitual del blog de Yoyo, sobre el maestro cerámico que continuamente ponía a punto su máquina y se vanagloriaba de ella, hasta que alguien le pregunta si piensa fabricar una vasija algún día. Es lo más acertado que he leído nunca sobre una gran cantidad de personas que usamos GNU/Linux: “mira mi último Conky”, “no puedo esperar a la nueva versión de KDE”, “voy a probar Cinnamon, creo que consume 0.0001 Mb de memoria menos que mi escritorio actual”… Y a todo esto, ¿vamos a usar de verdad el ordenador algún día?

Anuncios

67 comentarios en “Pesadilla antes de Navidad”

  1. Uno de los mejores artículos que he leído en mucho tiempo. Te felicito sinceramente y concuerdo completamente contigo. En mi caso, soy físico y la finalidad de usar GNU/Linux es la misma en todas las distribuciones: usar el ordenador para ser productivo en tu día a día, ya sea leyendo un pdf para unas oposiciones, preparando gráficos, editando fotos de la familia, disfrutando de una buena película, etc.Desde el mes de Septiembre ando en uno de esos bucles de los que hablas. Desde hace algunos años he usado Debian testing para tener un entorno limpio, a mi manera, y estable. No obstante hace unos meses empecé a probar distribuciones como: Manjaro, Linux Mint 13, LMDE, Linux Mint 16 con Mate y Cinnamon, para ahora volver a tener Debian testing con XFCE.La verdad es que a la conclusión que he llegado es que en todas se hace lo mismo, y que si caemos en un bucle en el que no estamos conformes con nada es normal, a su modo, ya que ocurre en muchas cosas de la vida. Es la mentalidad consumista que nos asalta por todas partes: móviles, electrónica, aplicaciones para móvil, ropa, etc.Por lo que respecta a mi ordenador, todas se comportan igual, al final, ninguna gestiona mi ATI/Intel que sería lo ideal para un portátil. Y mi uso con ellas se resume a usar LaTeX, software matemático y el uso de un usuario común. Y para eso, cualquiera vale. Estoy cansado. Cansado de tener que solucionar pequeñas nimiedades que salen al instalar una distro menos corriente. Incluso cansado de Debian donde hay cosas que no funcionan a la primera y hay que gestionarlas.Hace unos dias que estoy planteándome lo mismo que has tenido valor para hacer: cambiar a una LTS (en mi caso quizá sería Linux Mint por cuestiones de diferencia de opinión con el rumbo de Canonical) y olvidarme de todo. Incluso quizá usar KDE para que todo este bien integrado y sin problemas.En fin, muchas gracias por dejarnos leer esta reflexión que seguramente hará reflexionar a muchos sobre el tema. Por lo menos conmigo lo has conseguido.Enhorabuena, disfruta de tu vida, y perdón por el ladrillo este que acabo de dejar!PD: Suerte con las oposiciones!!PD2: Una pregunta que siempre me ha asaltado: Este blog no tiene RSS? (Si, soy uno de esos que los usa con una aplicación de escritorio y no un cliente web XD)

    Me gusta

    1. Gracias a ti por tu comentario, el artículo lleva varios días terminado y yo dándole vueltas a si su publicación sería conveniente, por aquello de volver una vez más sobre el mismo tema. Tu reflexión pone en valor el texto, y te lo agradezco. Estoy de acuerdo en que, en parte, es ese veneno consumista que nos han inoculado el que nos lleva a la compulsividad de buscar siempre lo último, lo mejor, lo diferente en una vorágine infinita. A algunas personas nos pasa lo mismo con GNU/Linux, es solo otra manifestación del problema, con el "agravante" de que, al ser gratis en términos económicos, nos resulta aún más sencillo. Pero el coste en tiempo perdido es incalculable.

      Me gusta

  2. Fantástico, gran artículo propio de tu vasta experiencia con GNU/Linux. Personalmente me quedo con la frase:"Tenemos que empezar a pensar, en un momento determinado, que un sistema operativo es un medio, nunca un fin. No es una religión, ni una filosofía de vida, ni nada de eso."Respecto al tema de la estabilidad, es lo que me mantiene aferrado a CentOS (en mi workstation) y Slackware (en mi PC hogareña). Es lo que me ha frenado a pasarme a distros Rolling Release, como por ejemplo Arch. A veces reniego porque no tengo GIMP 2.8 ni lo puedo compilar por incompatibilidades, pero ambas distros son una roca, todo funciona, nada se rompe. Por otro lado no los he tuneado casi nada más que cambiar el wallpaper. Simplemente los uso y soy feliz.Un saludo grande!

    Me gusta

    1. Gracias Emiliano. La ventaja de las rolling release y su forma de atraparte es ésa: tener lo último de lo último sin reinstalar. Hasta que te paras a pensar si de veras necesitas tener ya Gimp 2.8. Y, salvo que el diseño sea tu profesión, la respuesta es NO. Aunque en tu fuero interno sientas que la necesidad de cambiar es imperiosa, es solamente producto de la sociedad en la que vivimos. Todo rápido, instantáneo, lo quiero ya. En Ubuntu Precise sigo con Libreoffice 3… ¿y qué? ¿Acaso no sigo usando mis hojas de cálculo y el procesador de texto, no sigo viendo las presentaciones que me envían por correo? ¿Para qué cambiar?Un saludo!

      Me gusta

  3. Excelente, una vez más, Enrique. Aunque lo de la "solución final" me trae a la mente un pasaje oscuro de la historia de la humanidad que no quiero recordar…Personalmente creo que alguna vez te he comentado lo de dar un giro al blog, aunque no recuerdo bien las razones por lo que lo hice, la verdad. ¡Ah! la palabra es procrastinar.Me alegro de que hayas optado por Ubuntu LTS y ¡espero que todo te vaya bien y sobre ruedas en adelante! ¡Suerte y saludos!

    Me gusta

    1. Cambiado por "solución definitiva". Un lapsus imperdonable, gracias por advertirlo. El giro lo voy a dar, eso está claro, porque como te comenté en privado he llegado al punto sin retorno de ser físicamente incapaz de revisar una distro más. Hastiado es poco.

      Me gusta

  4. Gracias por publicar el artículo, me ha hecho reflexionar he incluso he soltado alguna carcajada. Me gustaría seguir leyéndote en entradas como ésta o cualquier otra cosa que se te pase por la cabeza y te apetezca compartir en este lugar de la red.En cuánto al tema tienes toda la razón y es de sabios saber cuáles son los medios y cuáles los fines para establecer correctamente sus prioridades.Saludos, espero que encuentres tu merecida paz!

    Me gusta

  5. Enhorabuena por el articulo. No puedo estar mas de acuerdo en casi todo lo que dices. Coincido hasta en lo de las series que tengo pendientes y en las oposiciones del Sas (compartimos ciudad o casi). Por lo de la musica, no te preoucupes, salvo honrosas excepciones, no hay nada bueno desde los 90

    Me gusta

    1. Pues suerte con estas tristes oposiciones "de pega" que los desalmados que nos gobiernan han puesto en marcha con oscuros objetivos. Bueno, no tan oscuros, que van a cobrar un pastizal en tasas y van a echar a unos cuantos interinos que trabajan actualmente al cien por cien para contratar a otros al setenta y cinco. Son unos maestros…

      Me gusta

  6. @Enrique BravoValor, mucho valor para hacer lo que has hecho, el mismo valor que a mi me falta y es que siempre quiero dejarlo y no puedo, quiero centrarme y me es imposible.Yo te apoyo al 100% y me quitaría el sombreo si lo tuviera, pero solo tengo una gorra de jornalero.Te dejo con esta reflexión que tuve un día bajo la lluvia, un día que no salimos a recoger la aceituna por el mal tiempo.Cuando tengas un rato la lees y me entenderás 😉 http://killalldreams.blogspot.com.es/2012/09/pensando-bajo-la-lluviaEse es mi blog más íntimo.

    Me gusta

    1. Gracias por el enlace, me ha gustado mucho. Efectivamente es a eso a lo que me refiero, a la necesidad de recuperar ese estilo de vida tranquilo y sosegado, con tiempo para la reflexión. Y cada vez parece más complicado de conseguir porque todo va demasiado deprisa. En GNU/Linux también. Nadie se extraña de la cuota de uso de Windows XP más de una década después de su lanzamiento, pero luego no somos capaces de aguantar una versión de KDE por debajo de la última disponible. Es una locura si lo pensamos bien.

      Me gusta

  7. Gracias por otro gran artículo. Suerte en tu búsqueda de la paz personal; eso es lo más importante.Las últimas distros que probé fueron Chakra (que finalmente abandoné, como muchas otras, porque hay algo personal entre KDE y yo, lo siento) y Mint 16+Cinnamon. Esta última va por buen camino pero finalmente sigo con Mint 13+Mate. Ya veremos si me cambio y cuándo lo hago a Mint 17. También estoy cansado y estoy disfrutando de una estabilidad, en mi caso, perfecta.Leo con cierta preocupación las noticias de que tal vez Ubuntu se convierta en Rolling-release; y digo preocupación porque eso implica un sistema en constante evolución con las ventajas que pueda tener pero también con sus inconvenientes; tal vez haya que meter mano al sistema y configurar/reconfigurar cosas más veces de lo que me gustaría. Ya veremos. Una de las diferencias entre Mint y Ubuntu es que la primera no actualiza el kernel. Y, mientras funcione bien, ¿para qué quiero el último disponible? Si, como tu bien dices, LibreOffice 3 o Gimp 2.6 hacen todo lo que necesito, ¿para qué buscar la última versión?. Siempre he defendido el dicho "lo que no está roto, no lo arregles".Espero que sigas escribiendo, no importa sobre qué. Es una gozada leerte. En este caso me interesa el tema pero, por poner un ejemplo, hace un tiempo leí el libro "El sueño de mi desvelo" de Antoni Daimiel que va sobre la NBA. El baloncesto no me interesa lo más mínimo pero el libro lo disfruté mucho por cómo escribe este hombre. En tu caso es lo mismo. Como si escribes sobre enfermería; seguro que queda ameno e instructivo.También tengo que añadir que agradezco artículos escritos correctamente, sin faltas de ortografía, como desgraciadamente encuentro últimamente en diferentes sitios que sigo habitualmente: falta total de tildes, comas repartidas al azar, palabras mal escritas… ¿me hago mayor (44 años) o realmente algunas nuevas generaciones saben mucho de lo que hablan pero lo expresan peor? Ahí lo dejo…Un abrazo y adelante. Te esperamos.

    Me gusta

    1. Es curioso, hace tiempo me parecía que convertir Ubuntu en una rolling-release era una buena idea. Pero a día de hoy pienso todo lo contrario. Creo que dos años entre cada LTS es un tiempo idóneo, además de que, con cinco de soporte, no es necesario actualizar si no se desea. Si finalmente deciden dar el paso, yo respetaría las LTS y sacaría una edición aparte que fuese rolling-release. Los cambios constantes, por mi experiencia, solo traen errores y frustraciones.Muchas gracias por tus palabras. Me gusta tomarme el tiempo de revisar lo que escribo, el hecho de que encontremos faltas de ortografía y errores gramaticales por todas partes no son más que el reflejo de aquello a lo que me refiero en el comentario de Yoyo: todo tiene que hacerse rápido, estar disponible de manera inmediata, o ya no vale. ¿Ves? Al final, todo nos lleva a lo mismo 🙂

      Me gusta

    2. Si. También creo que una LTS cada dos años es lo ideal. O, mejor aún, cuando crean que está preparada, como hacen en Debian. Lo de sacar versiones cada 6 meses nunca me ha convencido porque obliga a sacar lo que haya en ese momento aunque no esté maduro del todo.

      Me gusta

  8. Muy buen articulo, porque pase por esa misma experiencia pero no con chakra si no con el mismo arch que despues de usarlo por casi 4 años, cansado de la baja calidad de AUR, nunca pude compilar bien un programa que nesecitaba (openlp) y unas veces si otras no con (Draftsight), pero llegue a kubuntu despues de pasar por elementaryOS que me parecio muy linda pero …. habia ciertos programas que no funcionaban bien como (openlp)…. la solución fue kubuntu.

    Me gusta

  9. Sobre el análisis de distribuciones, cierto, un método de calificación tan pragmático no lleva a ninguna parte, porque al final, como en todo, se resume en dos cosas: me sirve/no me sirve, me gusta/no me gusta. El nombre de tu blog no te ata a nada, puedes hablar en él de lo que quieras, y ya tienes un público que te leerá escribas lo que escribas, siempre que esté relacionado con GNU.Hay dos puntos en tu artículo que me han parecido un desatino:"Si quisiera ser "libre" usaría Trisquel, no tendría móvil y viviría en una granja en medio de ninguna parte."Ni tanto ni tan poco. Por estar de acuerdo con la filosofía de Stallman, o por ver el ordenador como algo más que una herramienta (aunque sea su propósito general), no hace falta convertirte en ermitaño."[…] atrapados en la misma telaraña del cambio de distribución, escritorio, versión, o lo que sea, se me hace muy triste. Tenemos que empezar a pensar, en un momento determinado, que un sistema operativo es un medio, nunca un fin."Experiencia personal: ya hice hace poco un "tour de distros" con KDE. Tengo mi home en una carpeta separada, por lo que el cambio no me supuso ningún trauma. Pude experimentar cada distro y trabajar con ellas, porque todas usan el mismo KDE. Cambiar de distro no tiene por qué significar un afán constante de cambio o de tener lo último, puede ser mera curiosidad sana, ganas de aprender sobre otras formas de ver la informática. Muy buen artículo, de todos modos. Como comentario final, a día de hoy lo más sensato me parece quedarse con Xfce o KDE, porque los demás escritorios sufren demasiados cambios constantemente. También me parece una buena idea quedarse con una distro con una paquetería más fija. Yo ahora mismo estoy con OpenSuse.

    Me gusta

    1. Sobre el modo de vida de RMS, tienes razón, quizás la comparación es un tanto exagerada. En mis continuas idas y venidas por las distribuciones hubo una época en que pensé en adoptar Trisquel y su filosofía, pero fue un absoluto fracaso. Para poder usar un sistema así hay que poner esa filosofía por encima de la practicidad, porque con Trisquel no era capaz de hacer muchas cosas, y la solución pasaba por cambiar de hardware o renunciar a ver o hacer esto y lo otro en aras de "ser libre".Sobre tu experiencia personal, bueno, siempre he mantenido que el distro hopping no es malo per se, pero puede serlo cuando es un comportamiento compulsivo. Cuando se está aprendiendo es incluso algo aconsejable, pero, como es mi caso, cuando ya se ha trabajado con casi todas las distros, sistemas de paquetería y escritorios… ¿qué sentido tiene volver una y otra vez sobre lo mismo?Gracias por tu comentario, estoy de acuerdo en lo de XFCE, pero KDE últimamente parece sufrir algunas molestas regresiones, fruto de la continua necesidad de sacar versiones nuevas a cada momento.

      Me gusta

  10. Me identifico mucho con todo lo expuesto, últimamente intento quedarme con una rostro definitiva y por ahora me es imposible. Pensaba en Elementary pero los repos no funcionan hace tiempo, está muy rara últimamente. No me inspira tranquilidad. He pasado por Opensuse y está bien. Pero todos mis ordenadores son viejos así que tengo Lubuntu en uno que espero conservar, en otro tengo Manjaro Xfce que curiosamente ya le he metido Mate y me ha quedado muy chulo, y en el tercero tengo Deepin y funciona bastante bien aunque ya estoy pensando en cambiarlo. En fin,no tengo remedio.

    Me gusta

    1. Rostro = distro, supongo. Estos correctores ortográficos… xDInsisto en la idea: si te divierte lo que haces y tienes tiempo para hacerlo, me parece perfecto. Pero es bueno reflexionar y tratar de averiguar si no pasas horas poniendo a punto tu máquina de alfarería para luego no fabricar vasija alguna 😉

      Me gusta

  11. Es para aplaudir el articulo… excelente si por fin has encontrado tu lugar :D, siempre agradeceré el haber leído aquella revisión que hiciste a openSUSE 12.3, pues gracias a eso encontré lo que necesitaba y aquí seguiré sin moverme. Y pues… tranquilo hombre todos tenemos malas pasadas….ojala encuentres ahora la estabilidad que buscas, al menos en el mundo GNU/Linux

    Me gusta

    1. Gracias, me alegro de que el artículo sirviera para algo, a día de hoy no creo en el sistema de calificación que yo mismo ideé, irónicamente… Pero es cierto que estos artículos han ayudado a algunas personas a decidir, y eso me hace sentir bien 😉

      Me gusta

  12. QUE AMADA DE HUEVOS ES ESTA!MALDITO TRIDOR MMUERETE LINUX ES UNA FILOSOFÍA UN MODO DE VIDA ALGO REAL Y NO SOLO UN SISTMA OPERATIVOWindows y mAC SON SISTEMAS OPERATIVOS PERO LINUX ES IDEA PENSAMIENTO……pfr….JAJAJA….la verdad a mi Linux me parece un juguetito de adolecentes,nada sserio.

    Me gusta

    1. Nada serio??. Hace más de 3 años que sólo uso Linux, me sale todo gratis, no gasto antivirus, no tengo invasiones, no se cuelga… Sí, parece una broma, saludos 😉

      Me gusta

    2. Capto la ironía en la primera parte del mensaje, si bien "juguetito de adolescentes" es una comparación muy desafortunada. De acuerdo en que algunos elevan GNU/Linux a la categoría de filosofía o modo de vida, bueno, es algo muy personal. Yo lo uso porque me resulta más práctico y útil para mis quehaceres informáticos, simplemente. Windows y Mac no son malos sistemas, pero limitan el acceso a una tecnología que se ha vuelto casi imprescindible hoy día, supeditándola al poder adquisitivo de cada cual. Por eso tiene que existir GNU/Linux, por una cuestión de justicia social. Y lo dejo, que estoy desvariando y estos temas acaban casi siempre en "flame war".

      Me gusta

  13. ¡Artículo Notable! EB, y esta frase muy diciente: "el maestro cerámico que continuamente ponía a punto su máquina y se vanagloriaba de ella, hasta que alguien le pregunta si piensa fabricar una vasija algún día. Es lo más acertado que he leído nunca sobre una gran cantidad de personas que usamos GNU/Linux".Mira, yo también estoy en un estado crónico de postergación. No he comenzado a usar una distro gnu/linux, razones: porque requiero nuevo disco duro, pq windows xp* ha satisfecho mis necesidades básicas (buen sitio: forospyware), y por físico miedo a incrementar el Stress buscando soluciones en gnu/linux, o que dañe el sistema como uno lee en los foros de gente que pasa ratos reinstalando su distro (irónicamente como se le señala a windows), porqué fallaron con el repositorio incompatible u otras cosillas que parecieren simples dañaron su sistema. Por tanto, quiero aprender un poco más, antes de decidirme a instalar la distro gnu/linux elegida, que me gustaría fuese OpenSuse13.1 y ojalá funcione bien para mi hardware. A propósito, ¿ya no emitiras tu informe sobre esta reciente distro? Bueno, leeré el de la 12.3.¿Te quedás con Ubuntu 12.04.x que es la de largo soporte?*Me pregunto, disculpen lo dummie, ¿pq windows xp siendo un sistema operativo tan viejo, de 2001, que aún recibe soporte (hasta abril 2014), se le pueden instalar la gran mayoría de programas en su última versión?En gnu/linux dependen de la versión del kernel linux, y tal vez más cosillas.Saludos.

    Me gusta

    1. Has mentado a la madre del cordero… La modularidad, que es fuente de numerosas ventajas en GNU/Linux, es a su vez una tremenda desventaja. Cada programa en Windows incorpora todas las librerías para que funcione correctamente, mientras que en GNU/Linux estas librerías contienen dependencias cruzadas que hacen que una versión superior no sea compatible con una anterior, en muchas ocasiones. Por eso, lo que en Windows resulta tan simple como actualizar un programa a una versión superior, en GNU/Linux puede requerir actualizar un montón de cosas que van a hacer que otras cosas no funcionen, o que directamente no se pueden actualizar. Es el infierno de las dependencias.Hay quien lo explica mejor que yo:"Algunas personas señalan que uno de los problemas que más retrasan el progreso y la expansión de GNU/Linux es la no existencia de una división clara entre el núcleo del sistema y las aplicaciones de escritorio. En otras palabras, los desarrolladores de aplicaciones no pueden usar un conjunto de librerías o interfaces de programación fijos. En la mayoría de los sistemas operativos puedes esperar que tu programa funcione durante años sin tener que recompilar o arreglar algo, y esto no es posible en GNU/Linux en muchas ocasiones."Proviene de un artículo tan controvertido como interesante, para quien no lo conozca dejo el enlace más abajo. Trata de identificar los principales problemas de GNU/Linux como sistema operativo de escritorio, y se va actualizando conforme se va progresando:http://linuxfonts.narod.ru/why.linux.is.not.ready.for.the.desktop.currentFilias y fobias aparte, tanto el artículo como los comentarios que genera merecen una lectura. Un saludo.

      Me gusta

  14. Petado de currar esta noche y escuchando a Norman Greenbaum (Entre otras cosas "dicese" Ozzy Rammstein & otros) desde Mint Kde 16, un Gnomero que se quedó sin Gnome y creciéndome los enanos, coincido en como me siento actualmente en muchas cosas, magnífico post. Hace time ago que te follow. La última Beer para brindar por este pensamiento actual. SaludOs.

    Me gusta

  15. Con 51 años este Heavy Motoro Linuxero y Cocinero en casa (Me rima y es cierto) con varios frentes abiertos en mi maltrecho cerebro quiero remendar mi anterior respuesta tipo Wasssap. No te inquietes, a mi me pasa a menudo, no tendrías estas disquisiciones si tu frolic# interior (#Culo de mal asiento) no gastara neuronas pensando en 1000 cosas a la vez. Claro , el tiempo se nos va y familia, vida social, blogs , colaboraciones y meteduras de pata amén de kagadas con k de kilogigas………. resumiendo la siguiente distro será la mejor y vida solo tenemos 1, repito, me a gustado casi tanto como los MInions. Gracias.

    Me gusta

    1. Gracias a ti, curioso concepto ese del "frolic". "La siguiente distro será la mejor"… esto me recuerda a una canción de Sabina que dice que los besos que más queman son los que no has dado. Tal vez, la mejor distro es siempre la que no tenemos instalada 🙂

      Me gusta

  16. Como me comentó un usuario de Debian estable "a mi me da igual la versión de los paquetes, para mi funciona y me dedico a usarlo, hasta que el hierro muera".Tuve mi época de probar varias distribuciones. Gracias a ellas pude ver que ofrecía cada una, cual se adaptaba a lo que yo buscaba y, de paso, probar las nuevas funcionalidades. Llegó un momento que me cansé de reinstalar varias veces al mes y opté por openSUSE que me ofrece un tiempo entre versiones que creo razonable y una buena relación novedad-estabilidad. Aparte que creo que el escritorio de Linux se ha "tranquilizado" bastante y no hay ya los cambios revolucionarios que había años atrás.Una vez encuentras aquello que se adapta a ti, es disfrutarlo y sacarle provecho.Y por último, la parte filosófica es, guste o no, importante en GNU/Linux. De hecho gracias a ella nació GNU, y es parte de los atractivos por los que muchos programadores se han unido a proyectos como el kernel Linux, Gnome, KDE, etc…

    Me gusta

    1. Personalmente comparto en su gran mayoría el fundamento filosófico que respalda a GNU y el conjunto del software libre, lo creo necesario y justo. A lo que me refiero en el artículo es a que el sistema en sí no puede considerarse un fin, sino únicamente un medio para alcanzar dicho fin. Cuando uno se enreda en instalar una y otra vez, configurar, modificar el escritorio y vuelta a reinstalar, etc, etc… es cuando convertimos el sistema en una diversión y no una herramienta. Insisto, hay gente que hace esto con alegría y entusiasmo, no soy nadie para decirles qué pueden hacer y qué no. Para mí, se vuelve una adicción como cualquier otra.

      Me gusta

  17. Muy buen artículo y creo que en muchos párrafos me siento identificado.Este año dejé de trabajar en mis 5 páginas especializadas cada una en un tema diferente, y deje solo una (la personal) y me hice otra en donde le mezclo lo que se me ocurra y antoje en el momento.Y también le paré a estar formateando y probando cuanta distribución aparecía y veneraban; así que en mi aporreado portátil solo está ahora Netrunner y Windows 8.1 (por aquello del laburo no por gusto).Disfruta Enrique de lo que te privabas por andar de Sísifo y para tu cuenta, a mi tampoco me agradó Chakra desde el primer momento que la probé por sus "alérgicas" de GTK.Uso GNU/Linux porque me gusta y W8.1 por obligación.

    Me gusta

    1. ¿Qué tal, doctor? Encantado de volver a saludarle (Recupero Ghermain, si no me equivoco) ;)Para mí va siendo hora también de recuperar temas más personales y olvidar las revisiones. El camino es largo y ya cansa. Después de todo, desde el punto de vista de los fríos números hemos encontrado ya la "distro perfecta", con el 10 otorgado a LM Petra. Chakra no está en un buen momento, pero la decisión de apartarme no tiene que ver con eso, sino con romper con algo que ya no me apetece seguir haciendo (configurar, actualizar continuamente, mantener paquetes…).

      Me gusta

  18. Enhorabuena por el blog. Realmente envidiable.Aunque no estoy de acuerdo con el enfoque. Parece una rendición. Yo lo percibo como una elección. Si asumimos la flexibilidad de GNU/Linux como una característica, creo que la opción de cambiar no limita o elimina otra elección cualquiera. Visto de otra manera, Chakra queda en perspectiva y Ubuntu pasa a primer plano. Pero en mayor o menor medida, la elección te permite permanecer donde quieres. Siempre hay alternativas y opciones. Quizá sea más importante poder elegir que tomar una decisión. Lo primero es más difícil que lo segundo porque la decisión puede corregirse, no es permanente (o sí); está en nuestra mano.Ánimo. La perfección no es un óptimo. La búsqueda y la posibilidad de elegir permite conocer a otros y conocernos mejor, y esa es otra de las razones por la que este mundo me parece tan interesante. ¿Por qué poner límites a la bondad divina?

    Me gusta

    1. Gracias. Es cierto que el tono general del artículo puede transmitir un poco de tristeza, es lo que pasa cuando se escribe desde la sinceridad, y mi intención era ésa. Yo no lo veo como una rendición, para rendirse hay que estar luchando y mi relación con GNU/Linux no era de lucha. La lucha, si acaso, era conmigo mismo. Durante años he usado el sistema como un divertimento, y al comenzar con el blog me dediqué a compartir los resultados de dicha diversión con los demás. Llegó un punto (hace mucho) en que dejó de ser divertido y me creí en la obligación de seguir haciendo lo mismo con la excusa de ayudar al software libre. Hoy no lo veo así y por eso me hago a un lado. Otros vendrán que el testigo tomarán, supongo.

      Me gusta

    1. Así es, sigo usando GNU/Linux porque me gusta y porque me funciona bien. Igualmente, en mi portátil hay un Windows 7 original desde hace 4 años que jamás necesitó una reinstalación y también funciona bien.

      Me gusta

  19. Si tu vida no gira entorno a a GNU/Linux, no sos programador ni nada por el estilo, y además tenes una familia, entonces deja de pelotudear con esas distros y esos programas pedorros, empezá a usar distros estables como Debian o CentOS, con escritorios más estables como LXDE o XFCE.Si hubiera sido tu mujer te hubiera pegado una patada en el culo hace rato.

    Me gusta

    1. Tu respuesta me ha hecho reir xD¿Seguro que no eres mi mujer haciéndote pasar por un lector argentino? CentOS y Debian son dos buenas recomendaciones, por cierto. A estas alturas, no obstante, requieren demasiada configuración adicional para funcionar a mi gusto.

      Me gusta

    2. jajaja. Tu relato me hizo acordar de un capítulo de los Simpson donde Homero tenía que ir a buscar a Bart a un partido de béisbol xDPensá que si instalas una distro estable, sólo vas a tener que configurarla por única vez, y upgradear entre versiones, y de paso vas a poder pasar más tiempo con tu familia que con la computadora.

      Me gusta

  20. Hola Enrique.Te cuento mi experiencia con Gnu/linux y mi experiencia con la estabilidad y el rolling release. Hace un año que empezé con esto del software libre, porque tenía el suficiente tiempo libre para experimentar. Ahora que ya sé lo suficiente del administración de sistemas linux, las cosas son fáciles.Yo uso Arch linux en mi escritorio principal. Tengo instalado otras cuantas distribuciones, pero la verdad hace meses que no las uso. Después de haber aprendido a administar Arch linux, se ha hecho todo fácil. En mi netbook que tiene mas de 5 años, y que llevó a todas partes, tengo instalado Debian, ya que la uso como portatil y necesito que funcione sin errores. Mi principal logró de este año en cuanto al Software libre, es que poco a poco he ido cambiando el software que se usaba en la empresa familiar por software libre. Esto ha sido dificil y es un trabajo que no está terminado. Pero al final han sido mas ventajas que desventajas, y el software libre llegó para ahorrar a la pequeña empresa familiar bastante dinero. Actualmente tengo que administar el servidor de la empresa, su página web, así como reparar los problemas técnicos. ¿Que distribución uso en las computadoras de la empresa? Debian.Después de esta experiencia y de demostrar el potencial del software libre, mi familia ha empezado poco a poco a cambiarse a Gnu/linux. ¿Porqué? Porque poco a poco ven que las cosas que se hacen con software libre funcionan, y funcionan generalmente mejor que con software propietario.Pero no fue facil, porque muchas veces se me rompió Arch linux, o cualquier otro linux que instalé, y también pasé por instalar otras distros. Es decir tuve que aprender desde cero como usarlo, pero esa es la ventaja del software libre, te permite aprender y crecer, y hacer mas cosas que las que se pueden hacer con Windows u otro sistema operativo, por una razón: Te permite aprender y darte cuenta de como funcionan las cosas, mientras que otros sistemas no. Y ahora ese aprendizaje que pasé esta dando beneficios económicos. ¿Se podría hacer esto en Windows?, definitivamente no. Generalmente en Windows, según mi experiencia, la mayoría de los usuarios ( Ojo, seguramente no todos) cuando quieren hacer alguna cosa en Windows lo que hacen es descargar software pirata para agregar funcionalidades a su maquina. Ninguno de ellos sabe como funciona ni que hace, no aprende tan poco nada. Además añade un montón de riesgos, y tiene que formatear su computadora seguido por los virus.En cuanto a la estabilidad de linux, si quieres tranquilidad cambiate a Debian o alguna otra distro estable, mi servidor corre con Debian y es tremendamente aburrido administrarlo.Conservo Arch en mi desktop, por que en realidad me gusta aprender de Arch y su wiki, y sus problemas ocasionales me hacen aprender.Me doy cuenta de que las cosas van bien cuando mi familia póco a poco me piden que les instalé linux.He aqui una serie de reflexiones que he aprendido para mejorar la estabilidad:-Es mejor usar distribuciones sólidas y con un gran número de seguidores que distribuciones minoritarias.-Si tienes la suficiente paciencia es mejor configurar todo tu mismo. Instala Slackware o Debian desde cero. Tomará mas tiempo, pero una vez hecha la configuración inicial, todo andara mejor. Además de que se aprende más.De cualquier manera, leer tu blog me ha ayudado mucho en aprender del mundo gnu/linux. GraciasUna sugerencia, si quieres seguir probando distribuciones sin enloquecer puedes usar Virtualbox, ya sé que no es lo mismo, pero no da casi nada de trabajo. Además es bueno que te estabilizes, por que según mi experiencia, se le hace buena promoción a linux cuando las personas a tu alrededor ven que funciona bien, y no que reinstalas cada mes.Saludos

    Me gusta

    1. Gracias por tu magnífica aportación y enhorabuena por haber conseguido introducir GNU/Linux en el negocio y en tu familia, no me cabe duda de que habrá sido un esfuerzo considerable. Estoy de acuerdo con lo que expones, en especial con "es mejor usar distribuciones sólidas…". Con Chakra lo he vivido durante algún tiempo, al final caes en la cuenta de que se trata de un pequeño grupo de personas administrando un sistema operativo en sus ratos libres, con lo que no les puedes pedir que hagan más de lo que hacen. Debian, Canonical, Red Hat, openSUSE… todos éstos cuentan con un gran equipo humano, que a la postre hace las cosas más fáciles.Sobre Virtualbox, lo había pensado, pero al final es casi lo mismo: destinar tiempo libre, que no me sobra, a probar distros, es algo que ya no me apetece hacer. Un saludo.

      Me gusta

    2. Hola Hydros, pero si estas habituado a Arch Linux, de seguro que eres un estudiado informático. ¿Allí tienes que crear hasta los botones e interfaz gráfica que vas a usar? x-p.Otra pregunta,, ¿en la ciudad o país donde estás, suelen visitar a las empresas (pequeñas) para inspeccionar las licencias de software que usan?, ¿cuando se encuentran con tu Debian, ni te amagan con cobrarle?Tengo entendido, que no todas las distros gnu/linux populares dan licencia para usarse en empresas o negocios, ni administraciones públicas, entre ellas Ubuntu (canonical).

      Me gusta

    1. La serie de TV Breaking Bad, buen argumento, varios clichés gringos, y en el fondo parece una apología. Me pareció como una invitación a que un buen profesional de la Química ingrese a este gremio.¿Y que tal te parece "Escobar, el patrón del Mal"?. No se me ha podido quitar el hablado de este personaje…. "Nosotros somos una empresa decente, una empresa seria… Amamos, queremos a este país…" x-¿

      Me gusta

  21. Me alegro que te haya gustado el ejemplo del tornero que limpiaba su torno sin hacer nada con él. Es el lenguaje que usa la Pedagogía para aclarar con imágenes ciertas ideas, para su mejor comprensión. No sabía que eras tú el de "La Sombra del Helicóptero" y le verdad es que casi siempre leo tus comentarios.Veo que también te gustó la "despedida" a Yoyo del 3 de Septiembre.Te vendré a ver de vez en cuando, ahora que se que eres tu.eduardo.

    Me gusta

  22. Descubrí este blog no hace mucho pero me ha servido, entre otros del estilo, para tomar referencia de los pros y contras de las distros principales, de manera que no necesito instalarlas para saber qué me van a dar. En este momento, y espero que durante algunos años, uso Opensuse con escritorio KDE. Me parece la más adecuada en cuanto a facilidad de uso, no me falla y he "zypper dupgradeado" desde la 11.4 sin sobresalto alguno.

    Me gusta

  23. Hola,Me ha parecido muy interesante tu artículo. De hecho me he sentido muy identificado. Ya que he probado con decenas de distribuciones y escritorios, y al final, cómo bien dices, sólo te dedicas a eso, a probar distribuciones, y no ha usar el ordenador, para escuchar música , ver pelis, editar video, etcCómo anécdota me instalé Trisquel en mi portátil Toshiba, y todo fue bien, hasta que me cuando acabó la instalación me di cuenta que no tenía wifi. Al consultar en el foro oficial de Trisquel me dijeron que no había módulos libres para la tarjeta Realtek de mi portátil, así que me tenía que joder y quedarme sin wifi. Evidentemente no hice eso, instalé Debian Squeeze (por aquel entonces) y me busqué la vida para instalar el módulo privativo de Realtek para Linux.

    Me gusta

  24. Leerte y comprenderte ha sido todo uno Enrique, igual en estos días he llegado al punto de hartarme y volverme como tú dices con los chicos de Redmon.Quizá mi situación es por completo distinta a la tuya, porque insisto soy un novato en el software libre y que me rinda y desista, se puede considerar normal. Soy feliz y reiterado usuario de una solo distro desde que entre a Linux, y si bien he tenido un desliz con otra, no ha sido nada de importancia.He tratado de ajustarla a mi gusto, no tengo demasiado apreció por los juegos o por un escritorio tuneado, así que en lo básico estoy bien. Mate, con la foto de mis hijos es por demás satisfactorioHago uso de algún software como los hypervisores de tipo 2 (dígase virtualbox y vmware player), y allí lo dejamos, nada demasiado exigente.En una de mis actualizaciones recientes, me encontré con el problemilla que invocaba a unos repositorios ya abandonados, lo que me generaba un error, pero sin mayor vuelta consultando en la red, lo solucione.Pero, y esto si no me gusto, es que desinstalando un software, se me presento un problema. Recurrí a varios foros buscando la respuesta, incluso el oficial y no se pudo solucionar, hasta que un amigo, me sugirió una idea que al final dió en el clavo.Ahora llevo varios días con el problema que no puedo instalar/desinstalar nada, porque al parecer hay un paquete atorado y no hay forma que solvente. He probado las formulas expuestas en diversos foros y sigo en las mismas. No le encuentro solución.He estado analizando el cambiarme de distro, he dicho varias veces, que me iré con el padre, pero igual le coqueteo a otros hijos. Al final concuerdo contigo, el OS es para uso, una herramienta, y no puede llegar a convertirse en obsesión encontrar el perfecto y luego correr tras otro, y luego tras otro. Me sigo preguntando que si tu le llamas distrohopping a tu "adicción", como le llamamos a la mía que consiste en bajar cuanta distro es posible, pero probarla solo en virtual o en livecd y seguirme quedando en la misma.Me da muchísimo gusto leerte Enrique. Un saludo cordíal.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario, Samuel, y disculpa la tardanza en responder. Por fin he conseguido alejarme lo suficiente de esta espiral que ha venido significando para mí GNU/Linux, como podrás apreciar por la falta de actividad en el blog. Un camino sin retorno, pero para bien. Ya hace tiempo que todo funciona y no he de preocuparme de problemas de dependencias. La solución no gustara a casi nadie, pero hago lo mejor para mí, sin duda. Ya lo contaré en una entrada cuando tenga tiempo. Un placer saludarte.

      Me gusta

  25. Estoy buscando la versión más nueva posible de ubuntu, pero las últimas no las he probado. ¿Meto la 13.10 (que creo que es la última) directamente o hay alguna mejor?

    Me gusta

    1. Gracias, Enrique. No me he descargado la 13.10 directamente porque me extraña que, si es buena, no le den 18 meses de cobertura, y si sale como el famoso 12.10, no voy a perder el tiempo. Voy a por ella (Y)

      Me gusta

  26. Flor de porqueria Linux. Todos los años instalo dos o tres distros a ver que tal, y me salen canas verdes. O sea, comparado con Windows son complicados de gusto, porque si, por deporte, porque no tienen la menor idea de servicio al usuario. Aun asi espero que ocurra un milagro. Lo mas parecido que he visto a eso es Ubuntu.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s