Chakra y yo

No me preguntéis por qué, no sabría deciros, pero hoy siento la imperiosa necesidad de hablar de mi distribución GNU/Linux favorita. Podría hacer un nuevo tutorial de instalación, el antiguo ya se quedó más que obsoleto, pero obviando el tema de los extintos “bundles”, poca cosa ha cambiado. También podría optar por un artículo del estilo “cosas que hacer después de…”, pero resulta que ya existe, y sigue vigente. ¿Entonces? ¿Qué se puede escribir sobre Chakra en un día como hoy, recién salida del horno la última versión?

Pues me voy a decidir por un artículo más personal, con opiniones que, como tales, son altamente subjetivas e intransferibles. Algo parecido al “Razones para apostar por Chakra” que escribí en su día, más de dos años atrás. Sabéis, los que habéis leído este blog con cierta asiduidad, que he padecido, padezco y padeceré de un enfermizo distro hopping asociado a la curiosidad y mi gusto por los sistemas operativos. Por fortuna, con el tiempo he ido domando a la fiera interior y ya me lo tomo como un hobby, un pasatiempo, siempre respaldado por la comodidad de mantener una distribución principal inamovible para el uso cotidiano. Y ésa es, no es ningún secreto, Chakra GNU/Linux. A veces me pregunto por el motivo, dada la cantidad de distribuciones existentes, de quedarme con una que está muy lejos de ser de las más usadas, populares o como queráis llamarlas. En Distrowatch, de hecho, ocupa actualmente el puesto 50 entre las distros más visitadas en los últimos 6 meses.

Hagamos, si os parece, un ejercicio de introspección sobre por qué Chakra y no otra.

Por el modelo “semi-rolling”
Pienso que la política de actualizar continuamente las aplicaciones y con menor frecuencia los paquetes centrales del sistema es la más adecuada para mi gusto. Chakra suele lanzar una actualización importante cada 3 meses. El resto del tiempo, los paquetes con la potencialidad de romper el sistema no se tocan, lo que crea un entorno de máxima estabilidad, aderezado con aplicaciones que sí están al día. En mi sistema cuento en este momento con el kernel 3.12.15-1, mientras que, por poner varios ejemplos, en Arch se encuentra el 3.14.4 y en Ubuntu Trusty el 3.13. Esto implica necesariamente que no se pueda disfrutar de un kernel más moderno, algo que no es un problema para mí. Sin embargo, se puede optar por uno más antiguo, pues basta instalar el kernel LTS (actualmente el 3.2.57).

Por la estética impecable
De todas, digo bien, TODAS las distros que he probado, encuentro en Chakra el set artístico y el estilo más conseguido, el KDE mejor integrado y estéticamente más bonito. Aquí he de volver a insistir en lo subjetivo de la apreciación, claro está. Para gustos, colores. El fenomenal trabajo de Malcer dota a Chakra de una personalidad propia, fácilmente reconocible en el tema Caledonia por bandera, junto con Sirius (igual que antes fue Dharma), como “artwork”. Al contrario que en otras distribuciones que he usado con KDE, no siento la necesidad de cambiar nada, ni siquiera preciso recurrir a los iconos KFaenza. Digamos que en otras distros, los iconos Oxygen no me gustan… pero en Chakra forman parte de un conjunto que queda bien.

Mención aparte merece la tipografía, que hace uso de los parches de Ubuntu, reconocida por muchos como la distribución con mejor renderizado de fuentes. El hecho de que luzcan así de bien recién instalado el sistema es un punto a favor de causar una buena impresión en el usuario. Recuerdo mis vanos esfuerzos por encontrar una fuente tipográfica que se viera bien en otras distros con KDE. En Chakra, una vez más, no necesito cambiar la que viene por defecto.

Por la gestión de paquetes
Soy un enamorado de pacman desde que tuve el gusto de conocerlo, gracias a Arch. En mi opinión no hay gestor más sencillo y potente que éste. El sistema de repositorios, unido al de los usuarios (CCR) y el poder beber directamente de las fuentes de AUR y Arch constituye una tremenda ventaja. De ahí que, personalmente, no encuentre tan acertado el próximo cambio a Akabei. Pero no puedo escribir sobre algo que no conozco, de modo que lo dejo ahí al no haber probado el nuevo gestor, que se encuentra en el repositorio [testing].

Por la comunidad
He intentado, en los períodos en los que he usado otras distribuciones, hacerme un hueco en las respectivas comunidades. El no haberlo conseguido puede ser más culpa mía que otra cosa, pero aún así, en ninguna otra comunidad encontré la disposición a ayudar y la facilidad para aportar que hallé en Chakra. Los desarrolladores siempre están disponibles en los foros o en el IRC, además de permitir al usuario ser partícipe de las discusiones sobre las decisiones que atañen al futuro de la distribución. Se podría decir que Chakra es una distro democrática, salvando las distancias de lo que el término implica.

Por sus limitaciones
Tal vez os resulte incongruente que un amante de la libertad vea algo positivo en las restricciones que impone el uso de Chakra. Depende del modo de enfocarlo, en realidad. A mi enfermedad del “distro hopper” se ha venido en añadir a veces la del “desktop hopper”, algo que es imposible por definición en Chakra, centrada absolutamente en KDE. Años de uso del escritorio me han habituado a sus soluciones y herramientas, que considero superiores en su mayoría a las ofrecidas por otros entornos. Y no me voy a quedar en lo abstracto, no.

Concretando en aplicaciones que uso, ya no extraño a Shotwell, que se ha hecho muy pesado para mi gusto. Los días de juguetear con Cheese ya pasaron. La pobre integración de Thunderbird con calendarios y contactos en la nube lo descartan para mí (aunque éste sí está en Chakra), tan habituado como estoy a Korganizer y sus funciones de serie. Algo tan sencillo como cambiar de fondo de escritorio cada cierto tiempo no precisa de una aplicación de terceros, KDE lo implementa “de fábrica”. Ya no me veo obligado a usar Rekonq o Qupzilla, pues la integración de Firefox es perfecta tras la desaparición de los “bundles”. Y en Chakra tengo Libreoffice, Spotify, Skype, Qsopcast, qbittorrent, Popcorntime, Kdeconnect… En resumidas cuentas, ya no echo nada en falta, al contrario que antaño.

Este es un artículo de autocomplacencia, de puro y duro narcisismo para con la distribución que uso. Mi intención no es denostar al resto de opciones que GNU/Linux nos presenta, que son muchas y muy buenas. Quien a estas alturas de la película todavía no se haya enterado de que no hay distribuciones buenas o malas, sino buenas o malas combinaciones de sistema, usuario y equipo… pues que se vaya enterando, que ya es hora. Pero para que esa fórmula alcance la cuasi perfección se precisa un sistema de gran calidad, sencillo de instalar e incluso de mantener. Chakra es uno de esos sistemas. Ligero, bonito, práctico. Y para mí, su reconocido fanboy, no hay otro igual.

17 comentarios en “Chakra y yo”

  1. Ya la probé en su día y por aquel entonces no era yo mucho de KDE pero iba por la mitad del post y ya tenia ganas de probar Chakra jaja..al final caeré en las redes de KDE. Me convence mucho el entorno de Elementary OS pero no dudo en decir que me parece que KDE tiene una madurez impresionante, pero si es cierto que tanta flexibilidad de configuración, tantas opciones y botoncitos es lo que casi siempre me han tirado para atrás..Probaremos!!

    Me gusta

  2. Yo estuve un año con Chakra y ahora llevo otro con Manjaro. Son muy similares en filosofía y casi todo lo que cuentas es aplicable también a Manjaro. En general, para mi gusto, las distribuciones basadas en ArchLinux son hoy las más logradas y la combinación pacman+yaourt es una bomba. ¿Por qué me quedé con Manjaro en lugar de con Chakra? Quería probar una distro muy ligera y me llamaba la atención la versión con Openbox de Manjaro. Luego, después de unos meses de evaluación, volví a KDE pero ya me quedé con ella.

    Me gusta

  3. Por alguna razón misteriosa, kde no va en mi equipo. Será por mi viejísima nvidia 7300gs. Hasta el momento, el único kde que me funciona es el de netrunner 13.x. He probado antes sacando la tarjeta nvidia y kde funciona, pero no me parece justo, porque todos los otros escritorios funcionan bien. Alguna sugerencia, Enrique?eduardo.

    Me gusta

    1. Al iniciar el Live CD, ¿escoges los controladores libres o los propietarios? ¿Has probado con ambos? No tengo experiencia con Nvidia, pero por lo que parece se trata de una tarjeta bastante antigua. En los foros de Chakra hay un hilo referente a una tarjeta parecida:http://chakraos.org/forum/viewtopic.php?id=9849… pero no queda claro si el asunto se resuelve o no, además de que es un hilo antiguo (incluso responde Anke, la actual desarrolladora de KaOS). En los de Arch, encontré esto:https://bbs.archlinux.org/viewtopic.php?id=130496… que sí se resuelve, pero también es un hilo antiguo. A ver si algo de lo que proponen te puede funcionar.

      Me gusta

    2. No tengo mucha experiencia aunque tengo tarjeta nvidia no me ha dado problemas, sospecho que leyendo la wiki de arch se saca algo en claro como dice en el hilo. Seguro se puede ejecutar kde sin efectos de escritorio¿¿¿, no??. Lo mejor en el caso de las tarjetas viejas son los controladores libres. Aún asi me parece que en Arch hay un repo de los drivers legacy de nvidia. checa la wiki.

      Me gusta

  4. Vaya pedaso de artículo que has publicado ¡Bastante bueno por cierto!En mi caso probe Chakra por un par de meses. Y debo decir que la ditros me parecio una maravilla. Sin embargo, al haber utilizado por muchos años Gnome y luego Unity. Debo decir que me sentia un poco perdido en cuanto a los programas y configuraciones de KDE.Desde el principio tuve una muy buena experiencia con Chakra. Pero cuando llego la versión 2014.02 solo la utilice poco. Pues en mi laptop tuve problemas con la tarjeta de sonido. La cual no quedo bien configurada. Y solo podia subir y bajar el volumen utilizando "alsa" desde Konsole.Por su parte, en mi PC del trabajo. Tenia un ¿lag? que hacia que mi pantalla parpadiara cuando daba al scroll. La verdad, hasta mucho despues descubri. Que el problema estaba en el driver privado. Pero para ese entonces ya habia cambiado de distro Linux.Debo decir que a pesar de estos problemas. No dudaria en volver a probar Chakra Linux… En primer lugar porque "Descartes" tiene buena pinta. Y en segundo lugar, porque de por si la distro es bastante buena. Y es una de las que mejor funciona con KDE. Bueno Enrique, me despido porque debo intentare descargar nuevamente la ISO de Chakra Descartes.

    Me gusta

  5. Bueno me parece perfecto lo que comentas y me anime a probar Chakra y ahora lo tengo listo y funcionando (he de admitir que active el repositorio extra, por que no me puedo desprender de algunos programas en gtk)… Solo una pregunta:¿Como le haces para tener el panel "similar al de windows 7"?No se si me explique, pero en mi instalacion actual no se ve de esa manera, saludos 😀

    Me gusta

    1. El panel es el que viene por defecto en Chakra. Yo solo añado algunos plasmoides que me son útiles, como yawp (plasmoide meteorológico, aunque en las capturas de esta entrada no lo tengo activado), el de kdeconnect, y configuro el reloj (botón derecho, preferencias de reloj digital) para que muestre la fecha además de la hora. El resto son iconos que se añaden a la barra de tareas igual que en Windows, cada vez que abro un programa (botón derecho, mostrar un lanzador cuando no se está ejecutando).

      Me gusta

    2. perfecto era lo que necesitaba (esa opcion del clic derecho) ahora solo debo arreglar el problema de mi touchpad (no detecta el click derecho)…Sin embargo esta es la mejor distro con kde que he probado y la mejor distro sobre mi maquina (una Asus a45vd) gracias por la recomendacion.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s