Antergos: un bonito Arch, para bien y para mal

Andaba yo a la búsqueda de una experiencia Gnome completa cuando caí en la cuenta de que no había dedicado ningún artículo a una distribución española con cierta fama actualmente. Se trata de Antergos, la que en su día se llamara Cinnarch, que si mal no recuerdo intenté revisar sin éxito. Según deduzco de mis lecturas por comunidades linuxeras varias y artículos dedicados a ella, parece ser que, junto con Fedora, su instalación constituye la mejor manera de hincarle el diente a las últimas versiones del escritorio GTK por antonomasia.

No es que me declare ferviente “gnomero”, a decir verdad he practicado tanto “distro hopping” y “desktop hopping” que ya no sé ni lo que soy. Un chalado con curiosidad y un alto nivel de novelería, supongo. Sea lo que fuere, mis intenciones me llevaron a toparme con Antergos y echarle un vistazo. La distribución está disponible con varios entornos de escritorio, pudiendo escoger cuál de ellos instalar en el momento oportuno. Es decir, la iso es única (con Gnome, escritorio principal y al que más esmero dedican), pero nos permite instalar hasta seis entornos adicionales. Está basada en Arch, o más bien, es Arch, con un repositorio adicional añadido al final del “pacman.conf”, lo cual le confiere la menor prioridad a la hora de instalar los paquetes, una lista de los cuales podéis consultar aquí. Y, no menos importante, con un instalador para seres humanos. Es broma. Digamos, un instalador gráfico para no perder tanto tiempo como con la instalación a golpe de consola de Arch Linux. Mejor así.

Instalación
El susodicho instalador se llama Cnchi y está escrito en Python. Me parece muy funcional y elegante, a la par que rápido y seguro. La belleza está en los ojos del que mira, por supuesto, pero si observáis las capturas que acompañan a estas líneas podréis comprobar a lo que me refiero. Sobriedad, tonos azulados y los iconos Numix, que parecen haber tomado el relevo de los ya algo ajados Faenza como la elección número uno entre los linuxeros.


Cnchi también nos permite escoger realizar una instalación en línea de comandos (CLI), para usuarios avanzados que deseen controlar en todo momento qué y cómo se instala. Una opción interesante que añade un plus a la distro. Llegado el momento, como os comentaba más arriba, podemos escoger realizar una instalación básica (sin entorno de escritorio), o bien elegir entre Gnome, KDE, XFCE, MATE, Openbox y Cinnamon. Más completo, casi imposible. Además se nos permite instalar otras funciones, como el soporte de impresión, cortafuegos, la suite Libreoffice, fuentes tipográficas añadidas o incluso habilitar el repositorio comunitario AUR. Libertad de elección por todas partes, que de eso se ha de tratar.

 

 

Es por tal cantidad de virtudes que considero que Cnchi constituye, sin duda, el valor más atractivo de los que podemos encontrar en Antergos. Para mi gusto, por supuesto. Una instalación limpia, rápida (aunque depende de nuestra conexión a Internet, conviene aclararlo) y con la única salvedad de que, tras el reinicio de rigor, nos deja un escritorio con la entrada de teclado mal configurada. Al menos, es lo que me encontré en la opción con Gnome. Constituye un error leve, que se soluciona con entrar en “Región e idioma” y añadir como fuente de entrada el español. Poco más.

Arranque y apagado
Ignoro el motivo, pero el caso es que se demora más de un minuto en entrar al sistema (un minuto y veinte segundos, para ser exactos). Algo anda mal, obviamente. El apagado, por el contrario, es rápido cual rayo, tomando únicamente 3 segundos.

Software
Entre la colección de programas nos encontramos a Chromium como navegador por defecto, más la pléyade habitual en escritorios GTK. Con una extraña salvedad, por cierto: el reproductor de medios escogido es Xnoise. Y digo que es extraña porque durante el modo “live” podemos iniciar “Música”, la nueva aplicación de Gnome, que tras la instalación ha sido borrada del mapa en favor de esta otra opción. Nada tengo en contra de Xnoise, pero su integración con el escritorio resulta pésima, con una ventana mal dimensionada y fuentes ilegibles en la lista de música.

Para instalar aplicaciones se emplea, además de la consola, por supuesto, el programa PacmanXG, que todavía se encuentra en versión beta. Se trata de una aplicación muy completa, con el impedimento de que algunas de sus opciones no han sido traducidas del inglés, lo cual le resta usabilidad para algunas personas. Ello no es óbice para dejar de alabar su multitud de opciones (nuevamente en Antergos, las opciones son lo más importante) y su facilidad de uso. Lo encuentro, pese a todo, algo más complejo que Octopi, con la desventaja añadida de que no incluye un notificador de actualizaciones en bandeja del sistema.

Reconocimiento de hardware
El único modo posible de instalar mi impresora adecuadamente fue utilizando la interfaz de CUPS. La colección de utilidades de HP que suelo emplear no me funcionó en Antergos, debido a la falta de ciertos paquetes. Este es uno de los inconvenientes de una distribución basada en Arch, con el minimalismo por bandera: el intento de no saturar el sistema con paquetería hace fallar algunos programas. Traté de solventarlo como pude, pero la instalación de los paquetes mencionados en ciertos hilos de foros de Arch no funcionó.

De igual modo, Antergos no viene con una utilidad de escaneo ya instalada. Tras escoger Simple Scan pude comprobar que el escáner funcionaba bien. La webcam, ídem de lo mismo. En cuanto al adaptador wifi, me encontré con un problema que tal vez esté relacionado con una de las últimas actualizaciones del kernel. O tal vez no. El caso es que, al igual que en mi antigua partición con Ubuntu 14.04.2, en ciertos momentos se pierde la conexión a Internet. Con el sencillo gesto de desconectar y volver a enchufar el adaptador USB queda solucionado el entuerto. Parece, una vez más, una de las temidas y recurrentes regresiones que, por ahora, no se me ha dado en Linux Mint Rebecca (dedos cruzados).

Conectividad
Deseaba seguir disfrutando de la posibilidad de conectarme al portátil Windows vía Samba, algo que el denostado router Livebox de Orange me había negado durante más de un año. Sin embargo volví a toparme con el minimalismo, pues Samba, pese a venir instalado, adolece de una configuración adecuada. Es algo que, probablemente, pueda solucionarse con la fantástica wiki de Arch, mas no tengo tiempo ni ganas. Intenté instalar gvfs-smb sin que nada cambiase. Nuevo ejemplo de las ventajas de Arch, que pueden volverse desventajas rápidamente, en especial para un usuario con pocos conocimientos y/o poco tiempo. El resto de dispositivos, sin problemas que reseñar en cuanto a reconocimiento, pero sí en lo relativo a las tasas de transferencia, realmente muy bajas tanto en el caso del “pendrive” como en el de la tarjeta de memoria.

Experiencia de uso “out-of-the-box”
Es en este apartado donde Antergos deja de parecerse a Arch. Los desarrolladores han instalado todo lo necesario por nosotros, de modo que podremos reproducir sobre la marcha cuantos archivos multimedia deseemos, al igual que comprimir o descomprimir diversos formatos, leer pdfs, etcétera. Un diez para Antergos en cuanto al “instalar y listo”, desde el punto de vista multimedia.


Estabilidad, fluidez y gestión de energía
No hubo problemas de estabilidad que lamentar en Antergos Gnome. La fluidez es total y absoluta, por otra parte, sin los problemas de retardo al pulsar en “Actividades” que noté en Ubuntu Gnome. La gestión de la energía es otro cantar bien distinto. Estoy habituado al mal funcionamiento de la suspensión e hibernación, pero que la pantalla no sea capaz de entrar en reposo estando correctamente configurada para ello… eso es nuevo. Y en Antergos Gnome me ha ocurrido. Ni uno, ni cinco, ni diez minutos… No hubo forma.

Rendimiento
Lo más destacable en este apartado es negativo, me temo. Los valores obtenidos con respecto a Ubuntu son similares a los logrados por otras distribuciones, salvo en lo relativo a los tiempos de transferencia de datos, algo ya comentado más arriba. Los controladores gráficos propietarios de AMD funcionan bastante bien, con un 470 de puntuación en Unigine Valley.


A la hora de hacer una valoración general de Antergos cabe valorar qué es lo que esperamos de la distribución y qué es lo que obtenemos. Hay dos lemas destacados en la web de la distribución: uno, el principal, reza “Siempre fresca. Nunca congelada”. Suena ambiguo, pero es cierto. Distro “rolling”, al día, que no sufre congelaciones, ni a nivel de paquetería ni en cuanto a la estabilidad del escritorio. Otro, “Tu nueva distribución favorita”, que podría ser más discutible y pertenece al terreno del marketing puro y duro (aunque aquí no se vende nada, ojo). La distribución, desde luego, entra por los ojos y su funcionalidad es bastante aceptable.

Porque los avezados y acostumbrados usuarios de Arch saben que configurar el sistema al principio cuesta un poco. De tiempo, que hay que tomarse para consultar la wiki, y de conocimientos, que van “in crescendo” conforme uno bucea en las páginas del compendio de sabiduría sobre GNU/Linux que es en sí misma. Por tanto, no esperéis encontrar una experiencia exenta por completo de bordes rugosos, porque no es así. Antergos es Arch, para lo bueno (que es mucho) y para lo menos bueno también (hay que dedicarle unos momentos, más o menos largos, según cada quien). Pero una vez puesta en marcha, Antergos rodará y rodará sin demasiados quebraderos. Los fanáticos de los paquetes más nuevos, aquello conocido como “bleeding edge”, estarán siempre satisfechos con las versiones que se manejan en esta distribución. La del Gnome aquí revisado, por ejemplo, es la 3.14.3.

Si a estas ventajas le unimos su estética incomparable (un gran acierto su colaboración con el proyecto Numix), pues tenemos eso: un Arch Linux bastante más fácil de instalar, ya maqueado y listo para que metamos las zarpas. Usuarios noveles, sin ganas de aprender, harían bien en abstenerse y buscar otras opciones. Es mi opinión, discutible como todas. En los comentarios podéis aportar las vuestras, si así lo deseais.

Salud

 

ANTERGOS GNOME LSDH
Instalación 10
Arranque y apagado 6,25
Software 7,50
Hardware 7,50
Conectividad 5
Out of the box 10
Estabilidad 10
Fluidez 10
Gestión de energía 0
Pybench N/D
Apache 21.662,37
Encode-flac 13,53
Unpack-linux 18,06
Unigine Valley 470
Browsermark FF 3.011
Browsermark GC 4.223
Transf. pendrive 6,39
Transf. disco USB 0,57
Transf. SD-card 7,07
Corrección por rendimiento -1,02
Corrección por errores -0,25
CALIFICACIÓN 6,77

22 comentarios en “Antergos: un bonito Arch, para bien y para mal”

  1. Como de costumbre, un análisis excelente. Solo una pregunta, ¿cómo has conseguido instalar los Catalyst?. Hay un script por ahí que en mi caso me ha dejado una bonita pantalla negra y si sigo las instrucciones de la wiki, pues tres cuartos de lo mismo.

    Me gusta

    1. No creas que fue sencillo, ni mucho menos ;)Yo no sabía que existían scripts para estos menesteres, primera noticia. Lo hice siguiendo la wiki, añadiendo el famoso repo de Violo (catalyst-stable) y el de xorg116 (los últimos drivers no son compatibles todavía con el xorg 1.17 de Arch). Instalé todos los paquetes que recomiendan en la wiki, habilité el servicio Catalyst-hook, hice un "sudo aticonfig –initial" y reinicié. ¿Tuviste la precaución de colocar [xorg] y [catalyst-stable] por encima del resto de repositorios en pacman.conf?De todas formas, el tema AMD + Arch ya me dió en su día bastante lata. Así, a bote pronto, recuerdo esto:Arch, ATI y yo: lo imposibleSuerte

      Me gusta

    2. La verdad es que los drivers libres cada vez funcionan mejor y evita complicaciones. Me da la impresión que con Arch y Catalyst siempre estás en una cuenta atrás que provocará no poder acceder al escritorio.Creo que volveré a Mint, que es la única amiga de mi gráfica

      Me gusta

  2. La verdad no he tenido ninguno de los problemas que dices, al menos no por ahora, el arranque es igual que en ubuntu gnome, el apagado si es un rayo. La suspensión perfecta, la hibernación funciona pésimo, como en todos, la pantalla entra en reposo normal. Impresora aun no he necesitado. Sobre rendimiento no sé si recomiendes Arch puro?, la verdad, quería probar algo de Arch y empece por Antergos y lo que he visto me ha gustado, así que me quedare en Arch lo que no sé es si vale la pena pasar a Arch puro (si gano rendimiento o algo más). Sino me quedare en Antergos. No sé que opinen…

    Me gusta

    1. No creo que pasarte a Arch puro tenga ninguna ventaja real. Antergos es Arch, con un repositorio adicional que básicamente ofrece el instalador, varios paquetes relacionados con la apariencia y unas cuantas correcciones a problemas conocidos en ciertos programas. El único motivo por el que te podría interesar pasarte es que desees ampliar conocimientos en cuanto a la instalación de un sistema desde cero.

      Me gusta

  3. Como disfruto de tus análisis!No se si lo has hecho, pero me gustaría que pudieras darle un vistazo a la rolling release "Opensuse Tumbleweed" (la acabo de instalar, pinta bien, pero estoy renegando para instalar Spotify), y que pudieras analizarla tan bien como sabes hacerlo…Un abrazo y te seguiré leyendo!

    Me gusta

  4. Una distro interesante, pero es un dolor de huevos instalarla si no se tiene una buena conexión. Donde vivo no dispongo de más de 1mb y me tomó más de 6 horas instalar Antergos KDE. Transcurrida la instalación la experiencia fue bastante buena pero lo mismo, instalar cualquier cosa demora mucho, los servidores parece que solo sirven si vives en Europa y tienes un buen internet controlado, de lo contrario descarga a velocidades paupérrimas.Luego se me ocurrió probar la versión gnome y peor, estuvo más de diez horas descargando paquetería en la instalación para al final bloquearse. Esperé un rato, volví a intentarlo y esta vez se instaló el sistema en 3 horas y algo. Bueno, contento estaba yo, por fin tenía Antergos Gnome instalado! festejé antes de tiempo. Al reinicio, la pantalla donde se supone debo colocar la contraseña, se quedaba en blanco (solo se veía el puntero) y de ahí no podía salir.Ni siquiera intenté solucionarlo, me harté y volví a formatear, esta vez instalando Ubuntu, que es donde escribo ahora.Bueno, me despido de Antergos para siempre creo yo, hoy por hoy lo más sencillo es ir a lo seguro, las buntus o derivadas. El resto tendrá cosas buenas pero hay que tener mucha paciencia porque van a surgir miles de problemas.Yo paso! ya me quedo donde estoy, quizá pruebe plasma 5 en kubuntu y si va bien me quedaré ahí, sino ubuntu y ya está.Buen post! Saludos

    Me gusta

  5. Bueno, yo nunca había usado distribuciones basadas en Arch, solo derivadas de Debian y una vez opensuse. Acabo de instalar Antergos con escritorio Cinnamon y me va muy bien. Reconoció sin problemas todo el Hardware incluyendo impresora. Ya me he familiarizado con pacman, que lo encuentro genial. He podido instalar todo lo que usaba en Mint, asi es que vreo que aquí me quedo.Saludos y gracias por acercarnos a Arch.

    Me gusta

  6. ummmm interesante tu experiencia ,valdría la pena intentar acercarme al mundillo de las distros cuya base es archlinux, ya en su momento intente con manjaro linux y el mismo arch pero lo hice solo por probar , hay una curva de aprendizaje que se debe completar para estar a gusto con esas distros , mientras tanto estoy en el lado de las derivadas de mama debian : ubuntu y linux mint xd. Saludos.

    Me gusta

    1. Antergos es puro Arch, con la facilidad de un instalador gráfico y un repositorio con cuatro cosas más. Mucha gente ha llegado a Arch a través de ella – también con Bridge Linux, que creo que sigue viva – y me parece bien. Siempre se ha dicho que Arch es lo que tú quieras que sea. Algunos quieren que sea fácil de instalar, por ejemplo, para lo cual están Antergos y los distintos “scripts” de instalación que pululan por ahí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s