El verano del camaleón V: Steam en openSUSE

Desde que un buen día de la década de los ochenta descubrí al venerable ZX Spectrum 48K, uno de los primeros ordenadores que la compañía de Sir Clive Sinclair sacó al mercado, he dedicado parte de mi tiempo libre a los videojuegos. Aquel pequeño aparato pertenecía a mis vecinos de abajo, los del décimo D, y lo utilizábamos casi exclusivamente para jugar al Fernando Martín Basket Master. Antes de eso, recuerdo haber visto en una ocasión un ejemplar de 16K – eso sí es un dinosaurio – en el que se podía ejecutar un primitivo simulador de vuelo y el célebre Arkanoid. Ahora ya podéis llamarme viejo. Sigo con la batallita.

Mi primer ordenador personal fue el Spectrum 128K, con su lector de cintas de cassette y sus estridentes y chirriantes ruidos para cargar los juegos. También con su tornillo, ese que decía la creencia popular que era capaz de modular el sonido de la cinta para cuando algún cassette se resistía. Rara vez me sirvió para algo… Luego llegaría el 486, luego el IBM que había ejercido de servidor durante la Expo 92, con sus mareantes 16 Mb de RAM, luego la Play Station, la Wii… Aun reconociendo que las consolas son el mejor sistema para jugar, no en vano es casi su única utilidad plausible, los que nos iniciamos a esta suerte de ocio en la infancia con un ordenador siempre mantendremos esa otra preferencia, siquiera nostálgica, por los años en que fueron la única manera, tragaperras aparte, de disfrutar de nuestra pasión.

Volviendo a nuestros días, cada vez cobran más y más importancia las plataformas de videojuegos (Steam, Desura, Origin…). Son cómodas, son rápidas, permiten acceder a los títulos desde cualquier equipo, socializar las partidas, y un montón de cosas más que los soportes tradicionales no permitían. Hasta hace relativamente poco eran patrimonio casi exclusivo del sistema operativo Windows, pero gracias principalmente a la compañía Valve y su Steam, GNU/Linux ha ido adquiriendo cada vez más presencia hasta cotas que ni los más optimistas del lugar eramos capaces de imaginar. Y en ese punto estamos, con un crecimiento exponencial en el número de títulos disponibles para el sistema de Tux, muchos de ellos de gran calidad.

Pues bien, hecha la introducción, vamos a ver cómo podemos disfrutar de esta plataforma en nuestro openSUSE 13.2 con KDE. No tengáis miedo, si algo caracteriza a Geeko es que nos pone las cosas fáciles, y con Steam no se rompe esta premisa.

Usar Steam en GNU/Linux: ¿luchar contra molinos de viento? Ya no...
Usar Steam en GNU/Linux: ¿luchar contra molinos de viento? Ya no…

Instalar Steam con 1-click-install

El método de instalación en un clic es lo más parecido al “siguiente, siguiente, siguiente” de Windows, con la ventaja de que no hay que preocuparse de toda la basura que se puede instalar en dicho sistema si uno no anda con ojo. En dos palabras: me encanta. Procedo a buscar en la web de programas de openSUSE, software.opensuse.org, la plataforma Steam y, desde allí, a instalarla.

Casi todas las aplicaciones al alcance de 1 clic
Casi todas las aplicaciones al alcance de 1 clic

Dejo marcado el repositorio en que se encuentra, “Games/Tools”, para poder beneficiarme de futuras actualizaciones y parches de seguridad.

Como casi siempre, nos mantenemos suscritos al repositorio añadido
Como casi siempre, nos mantenemos suscritos al repositorio añadido

En la propuesta de instalación de openSUSE se resume la simpleza de la tarea: instalo Steam y mantengo mi suscripción al repositorio que lo aloja.

Resumen de lo que se va a hacer
Resumen de lo que se va a hacer

Al ser la primera ocasión en que accedo al nuevo repositorio, debo aceptar la clave de seguridad antes de poder continuar.

Confiamos en la clave pública del repositorio
Confiamos en la clave pública del repositorio

Y comienza la instalación de Steam en openSUSE, con 46 paquetes en total.

Instalando Steam en openSUSE
Instalando Steam en openSUSE

Ejecutando Steam

Encontraremos nuestro recién instalado programa en el menú, bajo el epígrafe obvio de “Juegos”, o simplemente con la función de búsqueda de nuestro menú de KDE.

Escribimos "Steam" y el menú de KDE localiza el programa
Escribimos “Steam” y el menú de KDE localiza el programa

La primera vez que se inicia el programa es obligatorio aceptar los términos del acuerdo con la empresa Valve, redactados en inglés.

Los dichosos "EULA", también en Steam
Los dichosos “EULA”, también en Steam

Una vez los hayamos aceptado, el cliente de Steam se auto-actualiza, descargando el nuevo paquete de más de 200 Mb de peso.

Auto-actualización del cliente de Steam en openSUSE
Auto-actualización del cliente de Steam en openSUSE

Finalmente, ya podemos entrar con nuestra cuenta habitual o bien crearnos una nueva si nunca hemos utilizado Steam.

Ventana de "login" de Steam
Ventana de “login” de Steam

Como medida de seguridad, al ser la primera vez que accedemos desde un nuevo equipo, Steam nos pide una clave que será enviada a la dirección de e-mail que figure en nuestro perfil de la plataforma.

Steam solo se puede ejecutar en equipos de confianza
Steam solo se puede ejecutar en equipos de confianza

Concluido el proceso, que únicamente deberemos realizar durante este primer acceso, ya tenemos ante nosotros nuestra cuenta de Steam, con los juegos que cada cual haya adquirido.

Pantalla principal del cliente de Steam para GNU/Linux
Pantalla principal del cliente de Steam para GNU/Linux

Configurando el cliente de Steam

Personalmente suelo llevar a cabo algunas modificaciones cada vez que instalo Steam en un nuevo equipo o, más concretamente, nueva distribución GNU/Linux. En primer lugar, cambio el idioma de la interfaz a español, entrando en “Settings”, “Interface”. Tras elegir nuestro idioma, hay que reiniciar Steam.

Steam se puede poner en español
Steam se puede poner en español

En “Downloads”, o “Descargas” si ya hemos reiniciado, tenemos la opción de “Allow downloads during gameplay”, es decir, permitir que se descarguen juegos o actualizaciones mientras estamos en plena partida. Si eres de los que gustan de jugar online con otras personas, no marques esta casilla o tu “ping” se verá seriamente perjudicado en ocasiones.

Como no suelo jugar online, permito descargas en segundo plano
Como no suelo jugar online, permito descargas en segundo plano

Por último, en la misma pestaña de “Downloads” o “Descargas”, cambio la ubicación de mi biblioteca de juegos de Steam, la cual tengo alojada, por comodidad, en un directorio de la partición de datos, sirviendo tanto para mis distribuciones GNU/Linux como para Windows.

Se puede cambiar la ubicación de la biblioteca de juegos
Se puede cambiar la ubicación de la biblioteca de juegos

Hechas las modificaciones, tengo ante mí los títulos de mi biblioteca de juegos que son compatibles con GNU/Linux. Ya sé que es escasa: soy un “gamer” ocasional que no tiene tanto tiempo libre ni dinero como para poseer una gran cantidad de juegos. La mayoría de ellos adquiridos durante las rebajas de verano, además, aprovechando esas ofertas relámpago que caracterizan a la plataforma de Valve. Poseo once títulos, seis de los cuales se pueden ejecutar bajo GNU/Linux.

Mi escueta biblioteca de juegos de Steam para GNU/Linux
Mi escueta biblioteca de juegos de Steam para GNU/Linux

Instalar los controladores Catalyst de AMD

Estoy al corriente de la mejora continuada de los controladores libres de AMD para GNU/Linux. Supongo que es un avance que afecta principalmente al escritorio y las aplicaciones en 2D, porque por mucho que me disguste, los Catalyst para Windows siguen estando por delante en cuanto a desempeño. Pese a este hecho, es posible disfrutar de una experiencia razonablemente buena con títulos no demasiado demandantes, como casi todos los que tengo en mi biblioteca de Steam. Vamos a ver cómo instalar los controladores propietarios de AMD en openSUSE. El método resulta ser, oh sorpresa, tan simple como casi siempre en esta maravilla de distribución… pues sí, instalación en un clic, de nuevo. La wiki de openSUSE nos muestra el camino.

Instrucciones en la web de openSUSE para instalar Catalyst
Instrucciones en la web de openSUSE para instalar Catalyst

Escogemos los controladores propietarios correspondientes a nuestra arquitectura y pulsamos en el botón. Las siguientes acciones son ya de sobra conocidas.

Tan fácil como de costumbre: 1-click-install
Tan fácil como de costumbre: 1-click-install

La descarga en este caso alcanza el giga de tamaño. ¿Por qué? Cada vez que se instalan los controladores propietarios en GNU/Linux es preciso compilarlos para el núcleo Linux que estemos utilizando. Por este motivo hay que descargar todas las herramientas de desarrollo, que en openSUSE, al contrario que en otras distribuciones, no vienen instaladas de serie, pues no todo el mundo va a hacer uso de ellas en un principio.

Casi 1 Gb de descarga para compilar el controlador en openSUSE
Casi 1 Gb de descarga para compilar el controlador en openSUSE

Terminada la instalación, se hace necesario un reinicio del equipo para comenzar a hacer uso de los controladores Catalyst. Sencillo, sin usar la consola y para todo tipo de usuario. Genial, ¿no es cierto?

Si os estáis preguntando por qué motivo he instalado primero Steam y luego los controladores, y no al revés, os contesto ahora mismo: por mi experiencia en Chakra, realizar la operación en orden inverso puede dar problemas a la hora de ejecutar Steam por primera vez, obligándonos a volver a instalar los controladores libres, abrir el cliente y luego regresar a los privativos.

Steam en GNU/Linux: un par de ejemplos

Veamos seguidamente cómo se comportan dos de los juegos que tengo en mi biblioteca. Ya os adelanto que el desempeño es bueno, aunque por diversos motivos sigo prefiriendo iniciar la partición de Windows para jugar. No todo el mundo puede o quiere tener una partición con el sistema operativo de Microsoft, de modo que poder disfrutar de buenos juegos en GNU/Linux de forma nativa (sin Wine de por medio) ya es todo un privilegio y una muy buena noticia.

Comienzo con Football Manager 2014. Los simuladores deportivos son, junto a los apocalípticos, mis juegos preferidos. De hecho, durante mis tiempos de la Facultad de Informática incluso llegué a programar uno en lenguaje C. El caso es que los de Eidos Interactive me “robaron” la idea y la llevaron a la excelencia… Lástima no tener los fuentes de mi programa para hacerme un “Chester Lampwick“…

No os riais, ya veréis cuando me compre mi casa de oro… En fin, Football Manager se siente bastante ligero y fluido, diría que más que en Windows, en lo que a menú e interfaz se refiere. Sin embargo, la velocidad a la que se simulan los partidos es algo más lenta, por lo que parece aprovechar peor la potencia del microprocesador.

Pantalla de inicio de Football Manager 2014
Pantalla de inicio de Football Manager 2014
Preparando la alineación para un partido
Preparando la alineación para un partido

En cuanto a los partidos en sí, que se muestran con un simulador en 3D, con el nivel de detalle “bajo” se consigue una fluidez similar a la que se tiene en Windows con los detalles a nivel “medio”. Blanco y en botella. Si nos da por aumentar la calidad gráfica bajo GNU/Linux, el resultado es la aparición de retardos y una experiencia bastante pobre.

Mi centrocampista todoterreno marcando el gol de la victoria
Mi centrocampista todoterreno marcando el gol de la victoria

Otro ejemplo, este del género apocalipsis zombie: Dead Island. Juegos de esta temática tengo varios: la genial serie “The Walking Dead”, de Telltale Games, que virtualizada con Wine iba perfectamente bien en Ubuntu y Chakra. Left 4 Dead, No more room in Hell o State of Decay (solo para Windows) son otros títulos a los que suelo jugar. La experiencia de Dead Island en openSUSE es buena, al igual que en Ubuntu, con un único pero: los tiempos de carga son muy largos. En Windows, iniciar un nuevo escenario puede llevar veinte o treinta segundos, mientras que hacer lo mismo en GNU/Linux se demora cinco minutos en el mejor de los casos. La fluidez, sin embargo, es perfecta y no hay saltos ni caídas de “FPS” que lamentar.

5 minutos cargando el escenario... en Windows, 30 segundos
5 minutos cargando el escenario… en Windows, 30 segundos
En la fluidez y calidad de las texturas no aprecio diferencias con Windows
En la fluidez y calidad de las texturas no aprecio diferencias con Windows

Si bien las capturas de pantalla que acompañan a este artículo muestran los juegos en modo ventana, os aconsejo, sobre todo si usáis KDE como yo, que aprovechéis la ventaja que se nos ofrece al suspender los efectos de escritorio mientras jugáis. Para ello, vamos a “Preferencias del sistema”, “Efectos de escritorio” y marcamos la casilla correspondiente.

Una opción que conviene tener activada a todo "gamer KDE"
Una opción que conviene tener activada a todo “gamer KDE”

Como conclusión, me reafirmo en lo anteriormente expuesto: sigo prefiriendo Windows para jugar. Aunque la experiencia es buena en openSUSE con los últimos controladores disponibles (Catalyst 15.2), la ligera ventaja en cuanto al rendimiento que nos proporciona el sistema de Microsoft unida al aumento de carga del procesador (el ventilador ruge en GNU/Linux, mientras que se activa mucho menos cuando juego bajo Windows) son los motivos a los que me aferro. Negar lo evidente no es mi estilo. No obstante, tampoco sería justo obviar que la mejoría, aunque lenta, es continua en cuanto a calidad de los controladores y títulos disponibles en GNU/Linux. Esta es mi experiencia, con AMD, por supuesto. Desconozco el estado de las cosas en cuanto a los controladores de Nvidia y, respecto a Intel, mis escasos escarceos intentando jugar a algo en el portátil (procesador i3) tuvieron un resultado lamentable.

Me quedo con eso, con los avances conseguidos, y con las facilidades que se nos ofrecen en openSUSE para instalar Steam y los controladores propietarios de AMD. Que no es poco…

Salud

Anuncios

15 comentarios en “El verano del camaleón V: Steam en openSUSE”

  1. Hola! sigo siempre tu muy interesante blog con mucho interes, aunque en la sombra (..del helicoptero !?) En este caso, como es noticia fresca, auque probablemente ya estas al corriente…
    parece que este fin de semana han sido hackeados los accounts steam gracias a un bug verdaderamente estupido…solo entrando en el apartado de recuperacion de password suficiente con indicar el account (de cualquiera) y resetear la password via web sin ninguna verificacion complementaria (https://www.youtube.com/watch?v=QPl_BJoBaVA)
    Altamente recomendable activar Steam Guard y resetear la propria password.
    Saludos y enhorabuena potr tu trabajo!!

    Me gusta

  2. Me traes buenos recuerdos con tu comentario del Spectrum, aunque yo era de la competencia: Amstrad. Quizás hubieses sido un buen rival para vértelas conmigo en los arcades de los salones recreativos. 😀

    Me gusta

  3. OpenSuse, distro que me a dado dolores de cabeza y horas de insomnio. Lo he usado por 1 mes como desktop de mi PC principal para jugar por Steam y PlayonLinux y comparado con otras distros (Basadas en Debian principalmente, Fedora y Manjaro) OpenSuse deja mucho que desear.

    En cuanto a su estabilidad, puede ser que los paquetes de los sources oficiales de OpenSuse sean muy estables; pero los dados por la comunidad pierden a mi parecer entre un 25% a un 30% de estabilidad.

    OpenSuse, es muy buena distro… siempre y cuando no uses repositorios comunitarios (Despedite de la estabilidad de OpenSuse si lo haces) en Desktop. Y como servidor… en este caso OpenSuse esta a la altura o por arriba de Debian y Centos.

    Me gusta

      1. Ni hablar, espero que en la nueva versión de octubre con la “unión” con Suse. Me saque el mal sabor de boca. Por lo que me han dicho la versión 13.X. No ha estado a la altura de lo que fue 12.x…. ¿Habré llegado tarde? jaja.

        Me gusta

  4. No soy un Gamer, aunque no niego que en alguna ocasión lo haya hecho, como quiera me alegra mucho los avances de GNU/Linux en el área de juego, se que falta mucho y considero que los fabricantes de hardware tienen una cuota muy alta en que las cosas no vayan mejor. openSuSE para mi cada día mejor, mas estable potente y muy versátil, tengo mis temores con los cambios que se avecinan, me suena a mucha estabilidad pero tal vez se desfasa con lo ultimo, bueno ya veremos.

    Excelente la saga de artículos que estas haciendo sobre openSuSE, ya muchos te lo agradecemos.

    Have a lot of Fun!!!

    Me gusta

  5. Gracias por la entrada, siempre un gusto leerte. Aunque yo use Manjaro y Nvidia (GTX 750 Ti que recomiendo por BBB) y jugar en linux ya es para mi mejor experiencia que en MS WOS que siquiera tengo ya para comprobarlo.

    Pero con cariño virtual te lo pido me encantaría leerte sobre Steam OS, a pesar de que tengas AMD (mucho peor rendimiento en Linux que en MS WOS)

    Yo escribí una entrada sobre mi aventurilla en mi modesto blog, y practicando mi inglés, que si te decides te ayudará a planificar la tuya.

    http://mitcoes.blogspot.com.es/2015/06/steam-os-dvd-feedback-my-7-suggestions

    Me gusta

    1. La verdad es que llevo tiempo queriendo probar Steam OS, casi desde que supe de su lanzamiento. Lo que siempre me frena es lo que comentas en tu artículo: tiende a instalarse en un disco entero, sin opción a escoger partición, de modo que borra todo lo demás. Eso para mí es un “big show stopper”. Espero que corrijan esto en un futuro cercano para poder echarle un vistazo y probar el rendimiento de los juegos. Muy buen artículo, por cierto. Gracias por el comentario, Miguel.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s