El verano del camaleón (y VI): la experiencia openSUSE

Por mucho que nos pese, a unos más que a otros, el verano se empieza a terminar con la llegada de Septiembre. Las estaciones siempre son difusas, de algún modo, con límites no del todo definidos. Sabemos que, técnicamente hablando, aún quedan unas tres semanas de estío, mas la realidad es tozuda y se impone: caen las hojas, vuelven los niños al colegio, se retoman las actividades cotidianas, llegan los chaparrones. Es el final del verano, como ya cantaban Manolo y Ramón.

Mi verano “linuxero” lo ha protagonizado openSUSE. A caballo entre alguna que otra revisión y la instalación y puesta a punto de esa máquina de robar información privada llamada Windows 10. No se la recomiendo, por cierto, ni a mi peor enemigo, así salga cien veces Ana Simón por la tele preguntándole a Cortana no sé qué de una reunión con su jefe. Huid de Windows 10 como de la peste, no seáis idiotas, no os convirtáis en un producto de mercado salvo que no os quede otra por estar en juego vuestro pan. Ahí queda mi consejo.

Os cuento en el artículo de hoy qué tal me ha ido con la distribución de Geeko, ese camaleón que es mascota e imagen principal de openSUSE. Supongo que, en vista de que ha permanecido como mi distribución principal todo el periodo estival, ya os podéis hacer una idea del resultado de la experiencia. Bordes rugosos ha habido, como no podía ser de otra forma, pero en general no empañan para nada el éxito final de esta prueba. Vamos, pues, a puntualizar y matizar esto que digo, comenzando con las cosas que más me han impresionado en positivo de la distribución.

Actualizaciones muy frecuentes

Sin ser una “rolling release” – que sabemos que existe y se apellida “Tumbleweed” – openSUSE recibe actualizaciones de un modo tan continuado que es digno de alabanza. Y no me refiero solo a parches de seguridad, que son muy importantes, por supuesto, sino también al software de los repositorios. Raro es el día en que no abro la sesión y me aguarda el indicador de actualizaciones en la bandeja de entrada, presto para la tarea.

Esto, sin querer entrar en odiosas comparaciones, denota que la comunidad susera está muy viva y en máxima actividad, algo que es tremendamente positivo para el presente y futuro de la distribución.

Captura57
El “bichito” que anuncia las actualizaciones de hardware en openSUSE KDE

 

Amplio catálogo de software disponible

No he echado nada a faltar desde que vengo usando openSUSE. Tampoco es que yo sea un ejemplo de usuario exigente en cuanto a aplicaciones de uso cotidiano: Firefox, Chromium ocasionalmente, la suite Kontact, Steam, Clementine, Filezilla, Libreoffice, Skype, Spotify, qBittorrent, Telegram, KDEconnect, el cliente de escritorio de ownCloud… Creo que eso es todo. Además, claro, de los controladores propietarios de mi gráfica AMD (Catalyst) y de mi impresora HP. Todo ello está en openSUSE.

Aun siendo un ejemplo bastante pobre, lo pude encontrar e instalar todo con suma facilidad. El repositorio de aplicaciones que constituye software.opensuse.org es una maravilla, así como el proceso de instalación en sí, con el socorrido “1-click-install”.

Casi todas las aplicaciones al alcance de 1 clic
Es un privilegio tener casi todas las aplicaciones al alcance de 1 clic

 

Reconocimiento y rendimiento del hardware

Me ha pasado un par de veces este verano: estar revisando una distribución o contestando a alguna duda que me obliga a entrar en Ubuntu, Mint o la que sea, cuando de repente debo hacer algo que requiere conectar la cámara de fotos al equipo, por ejemplo. Una Canon Powershot, por cierto. La conecto desde Ubuntu Vivid, es reconocida y… no puedo acceder a los archivos. Reinicio, abro openSUSE y… ¡éxito!

Ocurrió lo mismo con el móvil LG de mi mujer, con el añadido de que éste ni siquiera era operativo en Windows (solo con un software del fabricante, y aun así iba a trompicones) y funcionaba perfecto en openSUSE. Sé que son solo dos ejemplos aislados y muchos habréis experimentado la vivencia contraria, pero al César lo que es del César y, en mi caso, openSUSE gana.

A este buen reconocimiento he de añadir – lo comenté en su momento – que openSUSE es la única distribución en la que se saca partido al chipset de sonido de la placa Gigabyte A75-UD4H que forma parte de mi equipo. Y lo hace al mismo nivel que me ofrece Windows y sus controladores, con una potencia de sonido muy superior a la comprobada en ninguna distribución que haya probado hasta ahora. Y vaya si he probado…

Todo lo anterior son las cosas positivas que más me han llamado la atención. Por supuesto, estoy obviando otras fundamentales, como son la estabilidad, velocidad y fluidez del sistema, virtudes que están presentes, ya que de lo contrario no creo que hubiese aguantado hasta el día de hoy. Veamos, ahora, los pequeños obstáculos encontrados.

Captura58
La herramienta de detección de hardware de openSUSE

 

El sistema de archivos BTRFS es lento… o no.

Puesto que utilizo openSUSE desde una partición en un disco duro externo, no ha de tomarse demasiado en serio este punto que menciono. La cuestión es que a veces da la sensación, sobre todo al copiar grandes cantidades de información, de que el sistema se atora y se vuelve lento. Esto no me ocurre con otras, como Ubuntu o Chakra, y las diferencias entras éstas y la de Geeko vienen por dos sitios: una, la ya mencionada ubicación de la partición. La otra, el sistema de archivos que emplean.

Es una aseveración que no voy a poder elevar a definitiva hasta que no pruebe openSUSE en una partición de mi disco duro interno. Un momento… ¡si eso ya lo hice! Hubo un cuelgue en Dolphin y cierta lentitud entonces, por lo que me da en la nariz que sí que va a ser cosa del sistema BTRFS. Tal vez algún lector que lleve más tiempo usando este sistema de archivos pueda darme su punto de vista sobre este asunto.

Captura59
Menudo lío de particiones. Se avecina un cambio, eso seguro

 

La extraña “saturación” del wifi

Aunque no he tenido que lamentar caídas en el wifi o en la conexión a Internet, como en ocasiones me ocurría con la LTS de Ubuntu, hubo un momento concreto donde la señal se cortaba intermitentemente y se hacía inutilizable el sistema: durante el uso de Skype. Esto no me había sucedido antes con ninguna otra distribución, de modo que deduzco que el problema está en la versión empaquetada para openSUSE. Skype funciona, pero al poco rato de estar en plena conversación… ¡pum! Caída del wifi. Reconectas, vuelves a realizar la llamada a la otra persona, pasan escasos segundos… nueva caída. Tras tres intentos tuve que desistir e iniciar en Ubuntu, donde dicho comportamiento no se reprodujo.

Fin de los problemas. Para haber transcurrido todo un verano, yo diría que no está nada mal.

 

Y ahora… ¿qué hacemos con openSUSE?

Sé que para la inmensa mayoría de vosotros, estos rollos de “distro hopper” o “salseo linuxero”, como lo quiere llamar ahora Yoyo Fernández, no constituyen más que una distracción absurda. Pero yo me he encontrado muy a gusto en openSUSE 13.2 KDE. ¿Qué hacer, tras pasar el que he bautizado como “verano del camaleón”? La reflexión solo puede partir de una obligada comparación con las opciones que conviven en mis discos duros, por muy feo que esté eso de cotejar sistemas GNU/Linux entre sí.

Ubuntu está muy bien, como siempre, y yo me acostumbré a Unity en su día y se me hace sencillo trabajar en ese entorno. Estaba asentado en la LTS hasta que aparecieron los problemas de conexión y de lentitud que me hicieron desoír mis propios consejos y actualizar a la última versión disponible. Ubuntu Vivid es liviana, una vez la reinstalé para solucionar el caos que yo mismo había creado al actualizar desde dos versiones anteriores. Tiene sus “cosillas”, como la incapacidad de reconocer algún dispositivo, que me echan para atrás.

Chakra hace ya tiempo que dejé de usarla con asiduidad, al igual que dejé de frecuentar los foros y comunidades, los cuales, sería absurdo negarlo, cada vez tienen menos vida. Aunque siga, de cuando en cuando, usando la distribución desde el portátil, hay cosas que no pueden ser y además, son imposibles, ya lo dijera El Gallo o Talleyrand. Chakra se encuentra actualmente en una especie de “valle de actividad”, con picos puntuales normalmente coincidentes con los lanzamientos de KDE. Pero, a una escala básica, ocurre que errores reportados tan flagrantes como el que impide ver las gráficas de rendimiento en el monitor del sistema… ahí siguen, meses después. Y lo que te rondaré morena. Por desgracia, hace falta un equipo amplio y con tiempo disponible para llevar una distribución a unos niveles mínimos y, lamentablemente, hace ya mucho que Chakra no dispone de eso.

resized_shutterstock_310456400
A ver qué hago yo ahora… Imagen de Shutterstock

Del resto del ecosistema no sé qué decir, la verdad. Tengo “guantás” para todos y podría detallar montones de bondades y defectos de cada una. Sabemos – ¿lo sabemos? – que la distribución perfecta no existe, existió ni existirá, al menos no disociada de los otros dos elementos de la terna: usuario y hardware. Ahora parece que openSUSE se adapta muy bien a mí y a mí equipo… Pero, ¿por cuánto tiempo?

Para empezar, la transición a Plasma 5 no me gusta en absoluto. Me empiezo a sentir igual que en otros momentos de cambio en GNU/Linux, como con la llegada del errático KDE 4 de las primeras versiones, o con la modificación paradigmática de Gnome 3. Perdido, como el barco del arroz. En estos tiempos de zozobra siempre surge la duda: mantenerse hasta que se resuelvan los errores o dar el salto a otro entorno. En caso de seguir en openSUSE, llegará el momento en que tenga que plantearme tal decisión, si bien el soporte de esta openSUSE 13.2 se alargará, al menos, 5 meses más. ¿Instalar la nueva openSUSE 42 con Gnome 3, tal vez?

No es mi deseo aburriros más con mis tribulaciones de “freak” linuxero… Confieso dos cosas, para terminar: una, que este verano que pasé con openSUSE ha sido muy satisfactorio desde el punto de vista de un usuario normal de GNU/Linux. Dos, que por primera vez no tengo ni pajolera idea de qué distribución adoptar como principal. Son muchos años de saltos de una distro a otra, tantos que ya me quedé sin noveleríos, sin ganas y sin ideas. Parece sencillo amoldarse a aquella que menos fallos tenga en tu equipo y, por ende, menos tiempo te robe para corregirlos. Y luego está ese pequeño experimento que tengo en mente… En fin, ya veremos por dónde tiramos, que tampoco es una cuestión con la que merezca la pena obsesionarse. Entre tanto, aquí sigo en mi openSUSE, más allá del verano del camaleón.

Salud

Anuncios

39 comentarios en “El verano del camaleón (y VI): la experiencia openSUSE”

  1. Pues tu mismo.
    Al comenzar el artículo le tiras unas cuantas rosas al Wendos ese y después dices que el SUSE es muy bueno pero con matices. Y claro como bien dices la perfección no existe, aunque en este caso se aproxima.

    Me gusta

  2. Saludos Enrique

    Cuando inicie en linux hace ya casi 3 años, openSUSE fue la distro que utilice y la que ha durado más tiempo en mi portátil, con ella aprendí todo lo básico en cuanto a instalar y poner a punto una distro linux. Más tarde, también se me pegó lo del “distro hopper” en su tiempo y me puse a probar cantidad de distros que encontraba por ahí.

    Gracias a mi buen ojo al comprar este portátil (de trabajo), jamás he tenido problemas de drivers (salvo el bluetooth en algunas distros) y eso me permitió que sin mucha experiencia en el mundo linux, no tuviera grandes problemas con cada distro que instalaba.

    Luego de estar más de 1 año y medio en esas, volví a openSUSE pero en la version tumbleweed y todo genial hasta que llegó plasma 5 y nuevamente todo se fue al “que te dije”.

    Ahora estoy con Manjaro Cinnamon y me siento muy a gusto pero siempre viene y va ese “bichito” de instalar otra distro y de no saber con cual quedarse.

    Saludos desde Chile Enrique, te sigo hace bastante tiempo.

    Me gusta

    1. Es lo que tiene el “salseo”… Por eso prefiero llamarlo “distro hopping”, que suena más a enfermedad mental. Tiene mucho de inconformismo, mezclado con un poquito de curiosidad, unido a los fallos y regresiones que se producen más pronto que tarde en cualquier distribución.

      Gracias por comentar y saludos también para ti, desde España 🙂

      Me gusta

  3. Es inevitable el leer cada uno de tus artículos y no querer la probar la distribución en cuestión. Por mi parte mi relación con openSUSE siempre ha sido de amor y desamor. Amo su artwork, sus configuraciones que faciltan varias cosas, pero el tiempo en Arch me ha hecho detestar sobremanera el como en varias distribuciones (openSUSE incluida) tienen a arrastrar mil y un dependencias. Cuando Arch nos acostumbra a la modularidad al instalar paquetes. cuestión de percepción.
    Por ahora me quedo con lo que he leído y las ganas de darle una nueva oportunidad a la distro de Geecko. Agradezco leer tus lineas de manera mas periódica, sigue así 🙂

    Me gusta

    1. Fíjate que yo opinaba igual que tú, hasta que me he tomado más en serio un tiempo con openSUSE. Todo tiene su porqué. No entendía tantas complicaciones en el manejo de los repositorios, con lo sencillo que resulta en Arch, Chakra y similares que usan pacman. Sin embargo, openSUSE es bastante robusta y me he encontrado con cosas de KDE que me funcionan correctamente cuando en aquellas distribuciones no era así.

      Gracias por tus comentarios, ya me gustaría disponer de más tiempo para “bloguear”, pero hay muchas cosas que merecen más atención lejos del teclado.

      Me gusta

  4. Después de este artículo, me has dejado en duda desaconsejando el 10

    – Win10: Me lo bajo de Microsoft.com copiándome de tí; aunque lo tengo actualizado automáticamente por tener Win8 original, pero bueno, me quedo con un CD (gracias a tí) por si quiero instalarlo en otra ocasión. Se lo actualizo a mi padre, poseedor de Win7, y de momento, contento con el 10. A mi, perfecto al 200% por la sencilla razón de que no lo utilizo (vivo en Suse13.1), pero reconozco que la arquitectura es más cómoda que el 8, que tampoco me daba problemas porque tampoco lo gastaba, pero bueno, éste es más bonito. Lo que no entiendo, es por qué después de tu tesis doctoral, ahora le estás tirando los perros, ¿por qué?; ¿porque Win es la espina clavada en el culo del usuario?; eso ha sido siempre, no querrás que cambie la tradición monopolista, y por una vez que Microsoft te “presta” (no te regala porque sería un atentado por darle ventaja a Coca-Cola en el ranking de empresas) su última versión (posiblemente más completa), y por lo menos con un interfaz que no está nada mal, el panda (en concreto), actualiza sin dar el “coñazo” con propagandas y rollos como pasaba en las versiones anteriores; ahora eso sí, hay programas que tienes que cambiar, pues el Windows Media, o compras la última versión, o el vídeo no lo ejecuta, pero le instalas el cono (VLC) y a la marcha… Bueno, no quiero aburrirte ¿Por qué no quieres el 10? ¿Dónde está la zorra??.

    Me gusta

    1. Rápido y sencillo, Sento. Abre Google, o mejor DuckDuckGo, el que prefieras y busca: “Windows 10 Spyware”. Hay montones de artículos sobre el tema. Te resumo lo que opina la Free Software Foundation sobre el asunto:

      “Debido fundamentalmente a que es inseguro y un devorador de tu privacidad, Windows es una ventana abierta hacia ti. Porque mantiene a los usuarios y a expertos independientes fuera del proceso de desarrollo es también una puerta cerrada hacia tu ordenador, de la que solamente Microsoft posee la llave.”

      Dirás que esto siempre ha sido así… Es posible. Hasta ahora solo eran suposiciones, pero los acuerdos de licencia final de usuario de Microsoft ya ni siquiera se esfuerzan en esconder que tus datos (archivos, fotos, vídeos, cualquier documento) pueden ser usados por Microsoft. Si uno se lee esos acuerdos, se entiende que dichos datos personales no serán usados salvo en determinadas situaciones, como “proteger vidas” o “mantener la seguridad de nuestros productos” o “nuestra propiedad”.

      Pero bueno, yo no tengo la verdad absoluta (ni lo pretendo) y es posible que lo que a mí me parece que no está bien (un micrófono escuchando todo lo que digo para ver si doy alguna orden a Cortana, por ejemplo) no sea para tanto. Yo, por el momento, lo tengo instalado y sin activar, solamente para jugar. El día que los controladores de AMD para GNU/Linux rindan como en Windows (lo sé, sé que ese día nunca llegará…) lo mismo no lo necesito ni siquiera para eso.

      Y en mi artículo sobre Windows 10, se trata este tema. Me auto-cito:

      “Bueno, vamos a sumergirnos pues en Windows como sistema operativo, sin más, para ver por qué me atrevo a afirmar que es bastante bueno, si se obvian (cómo hacerlo, madre mía) los poderosos argumentos de arriba.”

      Los poderosos argumentos son precisamente los referidos a la invasión de la privacidad del usuario. Es decir, buen sistema desde el punto de vista de su usabilidad, mal sistema por todo lo demás.

      Saludos

      Me gusta

      1. Imagino que lo único que le interesa a Microsoft es que no utilices su software sin pagar. De todas formas, mientras no haga phishing con las claves del banco y similares, no sé, a mi no me preocuparía demasiado el tema. Si por culpa del Spyware el ordenador me va lento, entonces si que me voy a cabrear, pero mientras el ordenador vaya rápido, más bien me suena más a bulo que a otra cosa. Cuando me haga falta usarlo, no me voy a cortar, conozco windows desde el 98 y ya sé que no me gusta… ¿y qué?? 😀

        Gracias por atender mi duda, (que no será la última).

        Me gusta

      2. El asunto de la privacidad es algo muy serio pero seamos realistas, Windows 10 no pide nada que no pida Android o IOS para poder funcionar. De hecho si te fijas, esta versión es como un móvil (excepto la interfaz), incluso la tienda es similar a Google Play y las aplicaciones descargadas piden los mismos permisos que en Android o IOS (ubicación, contactos, envío de datos, etc). Este tipo de violación de la privacidad es el pan nuestro de cada día en el mundo móvil, lo que sucede con Windows 10 es que aplica el mismo sistema en un OS que en teoría es para ordenadores personales pero debido a la convergencia …

        Con esto no quiere decir que esté defendiendo a Windows ni mucho menos (de hecho uso fundamentalmente Debian) pero si somos sinceros, nos daremos cuenta de que Windows 10 no hace nada que no haga Android, IOS, Facebook, …

        Me gusta

      3. Estoy de acuerdo. La ausencia de privacidad es el pan nuestro de cada día y se da por hecho que tenemos que acatarla si queremos usar los dispositivos con todas sus funciones. Y, de hecho, a la gran mayoría nada de esto le importa. Tal vez llegue un momento en que nos arrepintamos o tal vez solo son cosas de teóricos de la conspiración que nos preocupamos demasiado. Veremos…

        Me gusta

  5. Siempre puedes utilizar la versión Evergreen (13.1), que tiene soporte hasta… Noviembre de 2016, según la wiki del proyecto, donde supongo que mantendrán KDE4 (notas al margen, me encantaba ese color negro, lo considero mucho más elegante que el blanco actual). Todo eso, claro, si quieres seguir utilizando openSUSE.

    Por cierto, yo siempre he tenido problemas con el WiFi con esta distro. Yo lo he solucionado, a veces parcialmente:

    En los foros comunitarios en español leí, no sé hace cuánto tiempo, de cierta incompatibilidad con IPv6, y que recomendaban desmarcarla. Click sobre el ícono del WiFi—>llave inglesa—>Marcas tu conexión—>Editar—>IPv6—>marcas “ignorada” en método. No sé si fue efecto placebo, o qué, pero se solucionó… durante un tiempo. Luego descubrí que era cosa del ratón inalámbrico. Lo cambié por otro, y ahora funciona de maravilla. Revisa incompatibilidades de hardware.

    Sobre las actualizaciones… ¿a veces no te pasa que si bien te aparecen actualizaciones para diferentes aplicaciones, al aplicarlas, y ver qué cambios hay… es el mismo programa, sin cambios? A mí esta mañana me pasó con LibreOffice. Pensé que era la versión 5, pero sigue en la 4.4. Tambien me pasa bastante con las apps de KDE, con Calligra y Amarok, por ejemplo. Igual y es problema mío, porque uso bastantes repositorios comunitarios.

    Saludos!

    Me gusta

    1. En las distribuciones que no son “rolling release” … como openSUSE (salvo Tumbleweed), esas actualizaciones rara vez son tales, sino que normalmente se trata de aplicación de parches para corregir errores o agujeros de seguridad. Por eso no cambia la versión. Hay excepciones, como los navegadores y algunas aplicaciones de terceros. Ayer se me actualizó el cliente de ownCloud, por ejemplo.

      Me gusta

  6. Es sorprendente como se obtienen rendimientos tan diferentes en Linux, según el equipo y tarjeta gráfica que uno tenga… openSUSE siempre le tendré su lugar especial por ser la primera distro que pude instalar yo solo, con ayuda de unos cuantos tutoriales. Nunca tuve queja, lo único que jamas pude hacer andar, fue la cámara integrada en mi laptop, pero eso no funciono ni en el win7 que venia con el aparato…
    Pero imagino que aun con todas las bondades, tienes tus dudas, no?

    Me gusta

    1. Dudar es humano, Vladimir 🙂

      Siempre habrá algo que no funcione, es inevitable. Lo curioso es que los linuxeros solemos culpar a las distribuciones cuando esto se produce, en vez de al programa en cuestión. Hoy me ha fallado una vez Steam en Windows y no se me ocurre culpar a Microsoft… A lo mejor el fallo en Skype no tuvo nada que ver con openSUSE.

      Me gusta

  7. Completamente de acuerdo contigo en lo que respecta a Plasma 5.
    Aunque estoy en KaOS, distrubución en la que seguiré mientras todo lo que necesito para ganarme el pan funcione pasablemente bien, reconozco que en comparación con KDE 4, Plasma 5 me parece todavía un escritorio inmaduro y mucho menos estable que su antecesor.
    El KDE 4 de KaOS casi se rozaba la perfección (y por lo que cuentas también en OpenSuse), por lo menos en mi ordenador. Ahora, en cambio, la excelencia de antes queda bastante lejos, y no por culpa de KaOS, sino del desarrollo de KDE.
    Más a menudo de lo que quisiera tengo que recurrir al Ubuntu del portátil de mi mujer que funciona como la seda.
    Estaba muy ilusionado con Plasma 5, pero, tengo que reconocerlo, ha sido una pequeña decepción. Esperemos que con el tiempo la situación mejore.

    Me gusta

    1. Seguro que mejorará, no te quepa duda. A mí no me molestarían los continuos cambios de versiones en KDE si no fuera porque ocurren con demasiada velocidad y antes de que se hayan pulido al 100 por 100 los lanzamientos anteriores. De todos modos, por ver el lado positivo del asunto, el salto de KDE 3 al 4 fue, de largo, mucho más traumático y plagado de errores. En algo se va mejorando, pues 😉

      Me gusta

    1. Buena recomendación. Tengo por ahí una partición con Linux Mint Rafaela KDE, pero a Kubuntu hace mucho que no le hinco el diente. Recuerdo que en los primeros meses con Ubuntu era un “desktop hopper”: instalaba Ubuntu, luego Kubuntu, luego volvía a Ubuntu… bucle infinito.

      Me gusta

  8. Hola,

    excelente artículo como de costumbre. Es un placer leer tus experiencias.

    Pues yo, como siempre, te recomiendo Debian. En su versión estable se van corrigiendo bugs a porrillo y ademas mediante backports puedes utilizar un kernel mas reciente y algún software nuevo también.

    Pero bueno, como bien dices, errores siempre van a haber en todas las configuraciones ordenador-distribución. Encontrarte con ellos es cuestión de tiempo, pero lo que la gente haga a partir de ahí es lo que realmente importa. Puedes obviarlos y buscar otra distribución para olvidarte de ellos hasta que encuentres nuevos y vuelta a empezar o puedes reportarlos y ayudar directamente con los desarrolladores para que se solucione.

    Otra cosa que me he dado cuenta estos años de uso de GNU/Linux y de algunas temporadas de distro-hopping es que el resultado obtenido de éste último, en tu día a día como usuario estándar, es prácticamente idéntico en todas. Enciendes el PC y entras a tu escritorio. De ahí en adelante, nada más importa. El hecho de que haya tantas opciones es lo que nos hace huir al más mínimo revés y creo que esa actitud no es correcta.

    No me malinterpretes, no lo digo por ti ni mucho menos. Es una pequeña reflexión a raíz de tu artículo que quería dejar plasmada, por si a alguien le sirve.

    Me gusta

    1. Gracias, Tesla. Es muy posible que próximamente instale Debian para una serie de artículos que me estoy pensando escribir. Y creo que tu reflexión sobre lo inadecuado de la actitud que muchos “distro hoppers” mantenemos es acertada. Ponía un ejemplo en mi contestación a Vladimir Luna sobre cómo ciertas cosas pueden ocurrir incluso en Windows. Pondré otro: hace unos días, mientras jugaba en Windows, el ratón empezó a moverse con bastante retardo. Pensaba que era cosa del juego, pero no, en el escritorio ocurría lo mismo. Desconecté el ratón inalámbrico y conecté el adaptador en un puerto diferente: los problemas desaparecieron.

      Esto es un error de Windows. Si me hubiese ocurrido en cualquier distribución GNU/Linux, con casi toda probabilidad lo habría achacado a una mala configuración de algún parámetro por parte de los desarrolladores y habría sido una gotita más hasta colmar el vaso del “distro hopper”, ése que al rebosar te “obliga” a cambiar de distribución principal. ¿Cuál es la diferencia? Está bastante claro: que Windows solamente hay uno (o dos o tres, si contamos las versiones actualmente soportadas) mientras que distribuciones GNU/Linux las tenemos a patadas y, encima, gratuitas. Blanco y en botella.

      Me gusta

      1. Esperaré ansioso esos artículos pues, jajaja.

        Completamente de acuerdo con lo que mencionas. Pienso que mucha gente que usa Windows soporta los posibles errores tontos con mayor filosofia que en GNU/Linux. Como bien dices, no les queda otra. O si… Instalar GNU/Linux

        Un saludo!

        Me gusta

  9. Hola Enrique! Despues de tu veranon del camaleon me dieron ganas de volver a darle la oportunidad a OpenSuse (como la 6 vez que lo intento). Es que has enumerado casi todos los problemas que he tenido en el pasado con ella y has explicado muy bien como salir de ellos. Queda claro que OpenSuse no es una distro para manejar como las demas.. Tal vez en este nuevo intento si me amañe y le tome cariño 😀
    Sacrificaria a Netrunner que va muy bien pero mi Chakra funciona perfecto. Es tal vez la Distro que mejor se acomoda a mi y va muy suave, hasta me hizo olvidar a Unity que tanto me gustaba.
    En fin cuando venga la nueva estable con Plasma 5 la pruebo porque a diferencia tuya a mi si me ha gustado mucho.

    Me gusta

      1. tal vez la ultima parte no la formule claramente, me referia a la nueva iso estable de OpenSuse, alguien mencionó que venia con plasma 5

        Me gusta

  10. Primeramente vaya articulo te has sacado de la manga, muy bueno 🙂

    Segundo, el error de la inestabilidad del wifi me suena, me pasaba algo parecido en Fedora y Centos hace años, con sólo abrir el qtorrent se caia la conexión no aguantaba más de 30 segundos.

    Lo solucione gracias que anteriormente habia usado en Arch Wicd, he me funcionaba perfectamente sin caidas ni nada. Desde ese momento huyo de networkmanager cuando tengo un problema.

    Quizás mi solución no arregle tu problema, no lo se pero por probarlo…..

    Si has probado tantas distros, y todavia no sabes dónde buscar otra quizás estas bien en Opensuse más de lo que crees.

    Yo en estos momentos ando en Salix, mi intención es aprender como se trabaja en Slackware o en Gnu/Linux Antaño!!! ( No te la recomiendo…. sólo tu sabes lo que necesitas!!!!)

    Veo que haces reviews de distros de Gnu/LInux , de versiones o lanzamientos de Windows, pero nunca ví una de bsd…..( Quizás no busque bien ) 🙂

    En cualquier caso gracias por deleitarnos con esa buena escritura , eres un animador nato!!!

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tus comentarios. Veo que también tienes tu blog personal y comentas tus andanzas con GNU/Linux. Conocía Wicd, también gracias a mi época con Arch y en ocasiones la he usado en Chakra cuando el dichoso Networkmanager hacía de las suyas. Por alguna extraña razón, ni siquiera me acordaba de su existencia. Ahora que me lo has recordado lo voy a probar en openSUSE.

      Te dejo un enlace a la única revisión que he hecho hasta el momento a un sistema BSD:

      PC-BSD 10 Joule

      Un saludo

      Me gusta

  11. Maldito Enrique!!
    Que grandes artículos sobre openSUSE que escribe el tío!!
    Algo tendrá openSUSE cuando grandes bloggers amantes del “distrohoppismo” o del “salseo de GNU/Linux” se han fijado en openSUSE y la mantienen en sus PC’s disfrutando y con elogios…
    Bienvenidos al lado verde de la fuerza de GNU/Linux!! 😛

    Hoy acabo de conocer una distro llamada NetRunner que tiene muy buena pinta…
    http://www.netrunner.com/

    Por si quieres darle una oportunidad…

    Un placer leer tus artículos y más viendo que te gusta openSUSE! 😉
    Yo de mayor quiero escribir de bien como tu…

    Me gusta

    1. ¿Qué tal, Víctor? Gracias por pasarte por el blog. Mi problema con openSUSE era, simplemente, que no le había dedicado el tiempo suficiente. Es una distribución muy robusta, donde las cosas se hacen de un modo algo distinto, siempre buscando la estabilidad. Y sí, estoy encantado. Cuando llegue la nueva versión la instalaré directamente en el disco duro interno, porque ahora mismo la tengo en el externo y es un gasto doble el tenerlo todo el día encendido. Tengo 6 distribuciones en las que podría iniciar cada día el equipo… siempre entro en openSUSE 🙂

      Por cierto, sobre Netrunner, esta es la revisión de su versión “rolling” que publiqué hace unos meses:

      Netrunner Rolling

      Saludos de alguien que “is having a lot of fun” con openSUSE 😉

      Me gusta

  12. ¡Hola! Hace tiempo encontré tu blog, y la verdad es que me encanta. Intenté con OpenSUSE, pero la verdad no me llevé muy bien.

    ¿Por qué no pruebas Kali Linux? Tal vez te guste, y puedas hacer un análisis 🙂
    ¡Saludos!

    Me gusta

    1. Hola Marina, gracias por tu comentario. Lo de Kali Linux no lo veo, eso es para hackers 😉

      No, en serio, es una distribución cuya finalidad es hacer pruebas de seguridad y penetración en sistemas, un tema que no me atrae demasiado… sin salir, digamos, de la legalidad.

      Un saludo

      Me gusta

      1. Gracias por avisarme. Pensaba instalarla, pero ahora que me dices eso, prefiero quedarme con una distro más simple. Yo pensé que era para mantener el ordenador seguro o cosas así… No llegaba a entender eso de “penetración de sistemas” y “pruebas de seguridad”. Mil gracias 😀

        Espero que subas un nuevo artículo pronto. Escribes muy lindo, ojalà no me olvide de comentar.

        Me gusta

  13. BTRFS no es tan lento, lo que sucede es que openSUSE 13.2 trae a Snapper activado por defecto, si lo desactivas vas a notar una mejoría enorme en el rendimiento de la partición que va con BTRFS. En la web de openSUSE viene como desactivarlo.

    Si eres un sysadmin, en mi humilde opinión entiendo que es una aplicación imprescindible y no la desactivaría ya que te puede quitar de mas de un lio (todavía recuerdo el vídeo de presentación que ofreció SUSE en su momento). En caso contrario desactiva Snapper con lo que notarás una mejoría en la velocidad de BTRFS o usa EXT4.

    P.D.- Felicidades por tener un blog tan interesante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s