Punto y final

Con este texto acaba definitivamente mi época como bloguero. En estas líneas me he vertido durante 7 años, casi siempre tratando temas relacionados con el software libre, algo que no deseo seguir haciendo más. Como me he despedido muchas veces, no procede hacerlo de nuevo. Queda aquí este espacio gratuito que WordPress me cede como archivo de lo que una vez fue un blog linuxero y personal. Otros tiempos corren y todo tiene que tener su final. Hasta siempre, amig@s.

 

Enrique Bravo (shadow)

Anuncios

Un mes con O2: magnífica experiencia

Profundizando en el intento de hacer de este blog un lugar más personal, vengo a contaros mi opinión acerca de mi nueva operadora de fibra y telefonía, tanto fija como móvil: O2. No nos vayamos a confundir, no se trata de un artículo patrocinado. Con mi nivel actual de visitas, ningún publicista gastaría un céntimo en anunciarse aquí. Tampoco le debo favor alguno a Pedro Serrahima, el impulsor de la famosa Pepephone, con sus valores éticos y su funcionamiento ejemplar como empresa. O eso se dice, pues no puedo hablar en primera persona al no haber sido cliente suyo. Sigue leyendo “Un mes con O2: magnífica experiencia”

¿Qué fue del bloguero aquél?

El mes pasado este blog cumplía 7 años en línea. Lo hacía de manera sigilosa, es verdad, porque con el artículo de hoy se rompen 6 meses de silencio en esta página. Algo que a nadie cogería por sorpresa, pues ya advertía en mi enésimo retorno que solo iba a escribir cuando tuviese cosas que contar. Actualmente me dedico más a vivir que a pensar en el blogueo, de ahí que no encuentre casi nunca un ratillo para meterme en faena. Pero bueno, hoy he hallado ese hueco, de modo que allá vamos: me dispongo a resumir cómo me van las cosas, que para algo esto es un blog personal.

Sigue leyendo “¿Qué fue del bloguero aquél?”

Instalar impresora HP Laserjet 1018 sin hplip

Llevo casi toda mi vida linuxera usando hplip para manejar mi impresora HP con más problemas de los deseados. Por fin he visto la luz.

Sé que es una impresora muy antigua. Pero, además de ser un tieso oficialmente reconocido, no creo en la obsolescencia programada. Vamos, sí que creo que existe, pero no comulgo con ella, para que se me entienda. Cambiar de hardware porque sí es una pérdida de dinero y un atentado contra el planeta. Por eso, mi HP Laserjet 1018 láser monocromo sigue conmigo todavía.

Cuando me inicié (o me reinicié, para ser exactos) en Linux, allá por 2007, contaba con un Pentium y una impresora Epson Stylus. El manejo no era complicado, ya que era detectada y funcionaba sin más. Al heredar el cacharro actual, una HP Laserjet 1018, todo se volvió más enrevesado. A pesar de contar con la suite hplip, que prometía mucho, la necesidad de un plugin propietario me persiguió desde el principio.

Problemas con hplip

Si bien siempre conseguía, de un modo u otro, hacer funcionar la impresora con la aplicación supuestamente amigable para Linux, había errores. Y los había recurrentes y eternos, de esos que se van heredando de versión en versión. El primordial y más molesto: la incapacidad del controlador de descargar el firmware que la impresora precisa para funcionar cada vez que se enciende. Esto obligaba, invariablemente, a encender y apagar el aparato dos veces para poderlo utilizar.

Ese error lo toleraba más o menos bien, se podría decir que es una chorrada. Sin embargo, en las últimas entregas del controlador en Debian y Manjaro el comportamiento era otro aún peor: la impresora solo funcionaba una vez. A la segunda, si había habido un reinicio de por medio, se acabó lo que se daba. Para colmo, resultaba imposible que el controlador del sistema de impresión Cups encontrase la impresora tras esa primera vez.

En Debian lo resolví instalando el controlador más moderno desde la web de HP para Linux, pero en Manjaro no hubo manera. Me disponía ya a tirar la toalla, para variar, cuando encontré la solución definitiva.

Prescindiendo de hplip

Pues sí, amiguitos y amiguitas, si algo no funciona y encima es privativo… cárgatelo. Tuve la fortuna de tropezarme con una discusión en el foro de Arch Linux donde se trataba el asunto. Creo que ya lo había leído antes, pero entre que se refería al modelo 1020 – primo hermano del 1018, en realidad – y que no tenía ninguna confianza en los controladores libres que allí se mencionan, lo pasé por alto en su momento. Pero, claro, ante la desesperación, me dije que había que darle una oportunidad a foo2zjs, que así se llama el susodicho controlador.

El resultado: inmejorable. La impresora funciona todas las veces a la primera. No le afectan reinicios ni encendidos o apagados. Como debe ser, vaya. Que vivan los controladores libres.

Instalando la impresora con controladores libres

Os detallo los pasos para los usuarios de Arch y derivadas (Manjaro o Antergos, por ejemplo, y supongo que también valdrá en Chakra).

Lo primero es lo primero: fuera hplip. Como detallan en los foros, el problema de comunicación entre el controlador propietario y la impresora causa un galimatías irresoluble para los usuarios noveles o impacientes como yo. Así que lo mandamos a tomar por saco con:

sudo pacman -R hplip

 

Reiniciamos el sistema o el servicio de impresión Cups. Ante la duda, hacemos lo primero. Al regresar al escritorio, vamos a instalar una serie de paquetes, bien usando Octopi o bien desde la terminal con:

sudo pacman -S cups-filters foomatic-db-engine foomatic-db-gutenprint-ppds foomatic-db-nonfree foomatic-db-nonfree-ppds foomatic-db-ppds

 

En el foro de Arch aconsejaban instalar también foomatic-db-gutenprint, pero en Manjaro no lo he encontrado y la impresora funciona igual sin él. Lo que nunca debemos instalar es foomatic-db, pues reemplazaría al controlador foo2zjs. Los usuarios de otras distribuciones deberán buscar los paquetes equivalentes y utilizar el gestor que corresponda (apt, yum, zypper… el que sea).

Para acabar, instalamos la impresora desde el módulo homónimo en “Preferencias del sistema” de Plasma o lo que sea que equivalga en Gnome, XFCE y demás. A la hora de escoger el controlador, seleccionamos foo2zjs-z1 y marchando.

 

Módulo de configuración de impresoras en escritorio Plasma, sin usar hplip
Módulo de configuración de impresoras en escritorio Plasma

 

He tardado años en descubrir esto… ya me vale. Así que he escrito este artículo esperando que a alguien le pueda ser útil para salir del pozo de ignorancia en que yo mismo he estado estos años en lo que a hplip se refiere. Bye, bye, lamentable controlador privativo.

Fuentes consultadas: Foro de Arch Linux.

Ace Stream en Linux: más fácil, imposible

Atrás quedaron los días en que instalar Ace Stream en Linux era un infierno. El proceso es ahora tan sencillo que en un santiamén se puede disfrutar de los contenidos que el programa ofrece.

¿Qué es Ace Stream?

Para aquellos que todavía no lo conozcan, Ace Stream es, según definen en su web los creadores, “una innovadora plataforma de contenidos para una nueva generación, la cual nos llevará a un nuevo espacio multimedia en Internet de alta calidad”. Sí, exacto, no se entiende nada. Imagino que son las consecuencias de traducciones ruso-inglés, o loquesea-inglés, pues nunca tuve muy claro el origen de esta aplicación.

Yo os puedo explicar para qué se usa mayoritariamente: hay gente que comparte de un modo altruista sus suscripciones de pago a canales deportivos. De un modo altruista e ilegal, quiero decir. Ace Stream es como un peer to peer (P2P) de contenido en directo, especialmente acontecimientos del mundo del fútbol, motor, baloncesto y demás.

Cómo instalar Ace Stream en Linux en 2018

Sin entrar a valorar el aspecto ético de su utilización, os podéis imaginar que es un programa tremendamente popular. En Windows es muy fácil de encontrar y de instalar, basta ir a la web de sus desarrolladores. En Linux siempre fue sencillo su descarga para Ubuntu y derivadas por la existencia de un PPA más o menos actualizado. Para el resto, salvo Arch, era misión casi imposible obtener el programa. Doy fe de cuánto me costó empaquetarlo para el CCR de Chakra y lograr que funcionase.

Pero a día de hoy, esto ha cambiado por completo. En las últimas semanas logré instalarlo sin esfuerzo alguno en Debian y Manjaro, ambos con KDE. Veamos cómo hacerlo.

Instalación de Ace Stream mediante Snap

En Debian, donde los PPA están muy mal vistos – y con razón – descubrí un método novedoso y altamente efectivo: los paquetes Snap. Creados como supuesta solución al eterno problema de la elección entre estabilidad y novedad, los paquetes Snap trajeron a Linux algo que solo era patrimonio de Windows. Contienen programas actualizados y las librerías necesarias para su uso, aunque en una especie de sandbox que no afecta al resto del sistema.

Para no complicarlo mucho, digamos que si necesitas una versión superior de una librería para ejecutar la aplicación, con Snap la instalas, pero solo para que dicha aplicación la utilice. Y al resto del sistema sigue empleando la otra versión, la más antigua.

Para más información sobre Snap podéis consultar la página de la “tienda” de aplicaciones. En ella se pueden encontrar Firefox, Skype o Spotify, entre muchas otras.

Instalar Ace Stream en Linux desde Snap
La tienda de aplicaciones de Snap

 

Para instalar Ace Stream en cualquier sistema Linux mediante este método, primero hemos de instalar el paquete Snap. En Debian y derivadas (Ubuntu, Linux Mint y KDE Neon, por ejemplo):

sudo apt install snapd

 

En Arch y derivadas (Manjaro y Antergos):

sudo pacman -S snapd

 

A continuación, instalamos la aplicación en sí con:

sudo snap install acestreamplayer

 

Tan fácil y rápido como eso.

Instalación de Ace Stream desde AUR

Si el anterior fue el método utilizado en mi Debian, al pasarme a Manjaro comprobé que sigue existiendo el modo tradicional. Esto es, usando el repositorio comunitario de Arch Linux, el archiconocido AUR. Necesitaremos algunas dependencias además de la aplicación. Se puede usar Octopi, que tiene soporte para AUR en Manjaro siempre y cuando instalemos el paquete yaourt y lo activemos en las opciones de configuración del programa.

Desde consola, sería así:

yaourt -S acestream-launcher mpv

 

La razón de instalar mpv es que, al menos por el momento, el paquete acestream-player no compila y echa por tierra el proceso. Por esta razón, en tanto lo solucionan o no, mpv hace las veces de reproductor del contenido P2P. En la instalación también se bajará como dependencia el paquete acestream-engine.

Usar Ace Stream en Linux

No hace falta nada más para disfrutar de los contenidos multimedia en P2P. En cualquier navegador, si hacemos clic en un enlace con el formato acestream://loquesea veremos cómo se nos pregunta qué deseamos hacer. En mi caso en Manjaro, al escoger xdg-open, se abre en segundo plano el motor de la aplicación y, seguidamente, el reproductor mpv.

Acestream en Manjaro
Enlace acestream abierto en Chrome en Manjaro KDE

Es posible que la primera vez que lo abramos tarde un poco o haya que volver a hacer clic. En Debian, donde lo instalé mediante Snap, fue lo que ocurrió. En Manjaro, instalado desde AUR, salió andando de primeras, además de indicar el progreso con notificaciones nativas.

Notificaciones de Ace Stream en Manjaro
Notificaciones de Ace Stream en Manjaro KDE. Se integran a la perfección.

Fácil, ¿verdad? Ni PPA, ni compilaciones, ni historias. Espero que os sea útil.

Fuentes consultadas: AceStream en Debian testing Buster, de Usuario Debian.