Dreamlinux 5: lejos de ser de ensueño

El nombre de la última distribución que he probado, brasileña para más señas, me ponía en un brete sobre si hacer el juego fácil de palabras o no hacerlo. Dreamlinux 5, el linux de los sueños, ha resultado ser en mi ordenador poco menos que un sistema de pesadilla. Y el caso es que albergaba esperanzas sobre esta distro basada en la rama de pruebas de Debian, que toma el escritorio ligero XFCE como principal. Para ser sincero no la había probado en ninguna de sus versiones anteriores, pero las capturas de pantalla me daban la sensación de un producto cuidado y bien acabado, sensación que por desgracia se ha quedado en eso.

Dreamlinux 5 no deja de ser una Debian Testing, pero está muy lejos de ser funcional y plenamente operativa para un usuario medio. Durante la serie de pruebas a las que la he sometido, consistente básicamente en darle el mismo uso habitual que le doy a mi sistema principal de trabajo (Arch con KDE), he encontrado muchos errores, algunos fáciles de subsanar, otros imposibles, en su mayoría irritantes por la sensación de dejadez que transmiten. Me cuesta mucho escribir negativamente de una distribución porque se adivina el trabajo, casi siempre altruista, de los que la desarrollan, así que intentaré no hacer demasiada sangre. Vamos a ello:

Instalación
Tanto la sesión live como el instalador y, finalmente, el sistema en nuestro disco duro se encuentran en inglés. Por más vueltas que le di no fui capaz de hallar la manera de cambiar esto. Así que, en principio, si el idioma de Shakespeare se te resiste no va a ser esta tu distro.

La instalación, que es lo que ahora nos ocupa, se realiza en inglés, como señalaba antes y sin demasiados fuegos de artificio finaliza en 8 minutos exactos. Récord de velocidad de instalación, diría yo. El problema viene al reiniciar, Grub me da un error de disco no encontrado y me quedo momentáneamente sin sistema alguno. Tras usar Super Grub Disk para entrar al nuevo sistema hago una nueva instalación de Grub, manualmente, y arreglo este desaguisado. No es un tema baladí, suponiendo que el usuario sea novel nos estaremos cargando su sistema de un plumazo. Ignoro qué error provocó este problema de Grub, pero sus consecuencias son desastrosas y tiran por tierra cualquier trabajo y esfuerzo que los desarrolladores hayan puesto en la distribución. Es mi opinión, un error muy grave.

Tras solventar el problema, nos queda un escritorio XFCE con fondo de pantalla sencillo, con una barra de tareas superior y un panel tipo dock inferior. Como quiera que los iconos no son los habituales y que al pasar el ratón sobre ellos no se ofrece explicación alguna, y dado que algunos de los dibujos pueden resultar confusos, la única manera de saber qué programa representa cada icono es pulsando sobre él. Especialmente curioso es el icono del círculo multicolor. ¿Qué tipo de asociación de ideas puede acabar llevándonos a pensar que es la utilidad de actualización del sistema? Extraño es poco… Añadiré aquí que no viene instalado el paquete xfce4-goodies, el cual es muy conveniente instalar si se quiere disfrutar del entorno de escritorio XFCE4 más completo. Este paquete instala algunas extensiones útiles, como la previsión meteorológica, el applet para conexiones inalámbricas y varias cosillas más.

Navegación
Dreamlinux 5 viene con Chromium como navegador web, preparado para ofrecer una experiencia completa al usuario, esto es, con flash incorporado. La navegación es fluida.

Vídeos
Como reproductor multimedia en general trae SMPlayer. No tengo nada en contra de este reproductor, pero lo que se dice reproducir, no reproduce nada. Probé varias extensiones de archivo sin suerte. Tras instalar VLC la cosa cambia y todo funciona como debe, reconociendo todos los tipos de archivo que pude probar.

Música
Si la experiencia con los vídeos fue insatisfactoria, qué decir de los archivos de audio. SMPlayer, fiel a su costumbre, no reproduce los mp3. Decido instalar Clementine, el cual, como dependencia asociada instala el paquete gstreamer0.10-plugins-ugly donde reside el códec que permite la reproducción de este tipo de archivos. Sin embargo, Clementine tampoco tiene éxito y arroja un extraño error al ser incapaz de detectar los directorios de mi disco de datos cuyos nombres contienen tilde. Es por ello que no puedo abrir archivos del directorio “Música”. Si intento reproducir desde el gestor de archivos lo único que obtengo es el error de Clementine “error opening file”. Desastroso. Por último, si aún quedan ganas, se puede reproducir el mp3 con VLC, donde no hay errores ni problemas en absoluto.

Ofimática
Las cosas se pueden volver aún más bizarras si cabe. Aquí, los desarrolladores nos sorprenden con la suite ofimática denominada Softmaker, un conjunto de tres aplicaciones (procesador de textos, hoja de cálculo y programa de presentaciones) con un look “a lo Windows” que resulta totalmente inapropiado y no cuadra con la estética del resto de la distro. El problema no se queda meramente en el aspecto visual, el intento de abrir hojas de cálculo en formato ods (el estándar open-document) es infructuoso. Genial. Al menos tenemos la opción en los repositorios de instalar Libreoffice y acabar con el despropósito.

Fotografía e imágenes
Nada que objetar en este aspecto, Dreamlinux 5 viene con Gimp y Shotwell instalados, con lo que la gestión de colecciones fotográficas y la edición de imágenes no serán un problema. Ambos programas funcionan correctamente.

Gestor de software
Emplea Synaptic, el cual solo es accesible desde el dock inferior del escritorio, el icono del círculo rojo que pone Apt-get. Intuitivo si sabemos lo que apt get significa, de lo contrario no nos induce a nada. La actualización del sistema se hace mediante un script iniciable igualmente desde el dock, el ya mencionado icono del círculo multicolor.

Reconocimiento de hardware
No hubo suerte con la impresora. Ni al encenderla ni al tratar de configurarla mediante algún programa buscado inútilmente en el menú principal. Sé que es cuestión de instalar el servidor de impresión, los driver foomatic, el ghostscript, etc, etc. Pero esto lo sé yo, un usuario novel no tiene por qué saberlo, y si no se le ofrece una wiki con indicaciones va a ser complicado que consiga imprimir nada.
El escáner y la webcam sí que funcionan, como comprobé al instalar Simple Scan por un lado y Skype por otro, pues Cheese no funcionó. Al igual que ocurría con Aptosid será preciso instalar el programa gDebi para poder instalar el paquete descargado desde la web de Skype sin usar la terminal.

Programas de uso habitual
En los repositorios oficiales de Dreamlinux vamos a encontrar sin mayores complicaciones Cheese, Simple Scan, Dropbox y Vagalume. En el párrafo anterior explico como instalar Skype, descargando el paquete para Debian de la web e instalando antes el programa gDebi. Para conseguir jDownloader se debe descargar el script de su web, el problema es que, una vez instalado se niega a arrancar, dando un error de la plataforma java.

Gestor de arranque
No sé qué provocó el error de Grub que, como explicaba más arriba, me dejó el sistema sin forma de iniciarse. El programa startupmanager, para editar el menú de arranque, está en los repos. Una vez consigamos entrar al sistema (recomiendo el uso de Super Grub Disk) se puede instalar grub mediante el uso de la terminal:

sudo grub-install /dev/sdb2 (esto último varía dependiendo de la partición en la que estemos)

sudo update-grub

Con estos dos comandos se habrá resuelto el problema, lo que no quita para que se trate de un error muy grave en el desarrollo de esta distribución que puede dejar un sistema, según para quién, inservible.

Estabilidad y suspensión a RAM
Aunque no se produjeron cuelgues en mi sistema, lo cierto es que hay muchas cosas que no funcionan como deberían. Thunar, el navegador de archivos, se cerró inesperadamente cuando iba a abrir una carpeta. El problema de las tildes que impide ver a algunos programas determinados archivos. El mencionado error de grub. Son demasiadas taras. La suspensión sí funciona normalmente.

Ciclo de desarrollo
Sobre este tema poco puedo aportar. No existe un ciclo de desarrollo como tal. En la web de Dreamlinux se indica que dejaron de trabajar en la versión 4 de la distro porque no estaban contentos con los resultados y decidieron reescribir todo de nuevo, por lo que hay un salto de versiones, de la 3 a la 5. Nada indican sobre próximas versiones o el tiempo de soporte.

Pues este ha sido el resultado de probar Dreamlinux en mi equipo. Una distribución que prometía mucho más de lo que finalmente ha dado. No se me ocurren motivos para usar Dreamlinux por encima de otras distribuciones mejor acabadas, más sencillas e intuitivas e incluso más rápidas. En cualquier caso, para gustos, colores. Le doy un 6’71 y espero que, de haber próximas versiones, mejoren la actual. Saludos.