Comice OS 4: una extraña mezcla

Hace algunos meses me llamó la atención una distribución de origen francés llamada Pear OS. Tras probarla en mi antiguo ordenador me dejó un poco frío, poco más que una imitación del aspecto visual de un Mac sin aportar otra cosa. A pesar de todo, el resultado no era malo y podía tener su público, su cabida en el fragmentado mundo de las distribuciones Linux.

Me encuentro ahora con que la antigua Pear se denomina Comice OS aunque su web y determinados enlaces siguen apuntando a que se llama Pear. Desconozco si el cambio obedece a razones legales relacionadas con la similitud entre una manzana y una pera, que ya sería curioso, en cualquier caso este extraño galimatías de nombres es solo la punta del iceberg del gran lío en que se ha convertido, en mi opinión, esta distribución. Veamos por qué.

Instalación
Desde que soy “afortunado” poseedor de una APU AMD A8 con gráfica Radeon integrada se pueden contar con los dedos de una mano (dos, de hecho) las distribuciones que inician sin problema en modo live. El principal inconveniente deriva de la parte gráfica, pues si no se tiene la precaución de incluir el parámetro “nomodeset” en la línea del kernel el resultado es que todo lo que veremos será una pantalla negra. A este problema, que no es específico como decía de Comice, se le añade un error que me arrojó al modo consola (“/etc/lsb-release:2:Syntax error:”(“unexpected”), del cual no tengo ni idea a qué hace referencia ni me apetece averiguarlo. Lo que está claro es que el modo live cd no pude probarlo.

Opté entonces por intentar una instalación directa, otra de las opciones que ofrece el menú de arranque de Comice. En este caso tuve éxito (siempre añadiendo “nomodeset”, que quede claro) y logré iniciar el proceso, calcado al de Ubuntu salvo por el inexistente slide show. La instalación transcurre sin grandes alardes, refiriéndose todo el rato al sistema como Pear en lugar de Comice. Una vez concluye me insta a reiniciar, pero no me deja, es decir, el sistema se queda muerto y me obliga a hacer un “hard reset” para poder continuar. Mal asunto.

Los malos presagios no tardan en confirmarse. Tras reiniciar por la vía de pulsar el botón de apagado aparece el menú de arranque, completo, eso sí, pero al intentar arrancar Comice me manda a modo consola sin mayores explicaciones. Para ser exactos simplemente se queda cargando eternamente, hasta que pulso ALT+F1 para salir del servidor X e iniciar la terminal. En este caso no tiene que ver con parámetros del kernel y sí con el intento por parte del sistema de cargar el driver propietario de ATI (fglrx) ¡sin haberlo instalado! Es extraño que durante la instalación se reconozca el hardware y se configure el servidor gráfico para cargar un driver que no se instala. Muy raro, la verdad. La solución, por si a estas alturas a alguien con tarjeta ATI le apetece todavía embarcarse en la aventura de instalar Comice, pasa por tres comandos:

sudo apt-get install fglrx fglrx-amdcccle
sudo aticonfig –initial
sudo reboot

Después de esto deberíamos ser capaces de iniciar a Comice OS. Advertimos al ver GDM que podemos elegir entre tres modos de inicio, siendo la elegida por defecto la interfaz “Comice Shell”, que parece ser una variante de Gnome Shell que se asemejaría a la de un Mac. Y lo escribo en condicional, porque aparte de cargar Docky lo que veo en mi pantalla se parece al sistema de Apple como un huevo a una castaña. La barra de tareas, además, aparece incompleta, con letras aleatorias que no se ven, parpadeos y extraños problemas gráficos. Para colmo, pese a haber seleccionado durante la instalación el idioma español está todo el escritorio en inglés. Esto último se soluciona entrando en System Settings –> Language Support.

Para terminar con esta sarta de despropósitos, cuando intento hacer una captura de pantalla lo único que obtengo es el escritorio vacío, con el wallpaper (muy bonito, algo es algo) y se acabó. En este momento de la experiencia ya empieza uno a estar bastante molesto. Pero bueno, vamos a continuar, esperando que la cosa mejore un poco.

Navegación
Comice OS trae Firefox 11 instalado. Si durante la instalación marcamos la casilla de instalar los códecs de terceros estará funcionando sin ninguna dificultad y reproduciendo flash.

Vídeo
Como reproductor tenemos Tótem. Los problemas gráficos que afectan al escritorio no tienen su continuación en el aspecto de reproducción multimedia. Todos los vídeos que probé, en diferentes formatos, se veían bien, fluidos y con colores adecuados.

Música
Como en su anterior versión apuestan por Clementine como reproductor de música. Buena elección que funciona sin problemas.

Ofimática
Tenemos la suite Libreoffice instalada y en perfecto estado de funcionamiento.

Fotografía e imágenes
Incluyen Shotwell para gestionar nuestras fotos y podemos instalar, si así lo deseamos, Gimp desde los repositorios para trabajar con las imágenes.

Gestor de software
El lío iniciado con el cambio de nombre de Pear prosigue con el gestor de programas de la distro. Estamos en Comice, si queremos instalar algo debemos hacerlo usando una aplicación que en los menús aparece como Pear AppStore (algo así como la tienda de aplicaciones de Pear) y que, una vez iniciada, se identifica como Deepin Software Center. Esto es personalidad múltiple, vaya. Si obviamos este embrollo nominal, la “tienda” en sí es un gran producto de software, a la altura del Ubuntu Software Center o de la utilidad de instalación de programas de Mint. Muy buena, intuitiva y rápida. Si a pesar de todo no nos convence también disponemos de Synaptic.

Reconocimiento de hardware
Nada se puede reprochar a Comice en este aspecto, reconoce automáticamente todos los dispositivos. La impresora está preparada con solo encenderla, el escáner funciona correctamente como podemos comprobar usando Simple Scan e igual se puede decir de la webcam con Cheese. Todo perfecto.

Programas de uso habitual
De mi arsenal de software preferido, Comice trae instalados tanto un gestor de escáner (Simple Scan) como uno de webcam (Cheese) así como Skype. Pude instalar y hacer funcionar Dropbox sin dificultad desde la Pear AppStore. No ocurrió lo mismo con Vagalume, que se instaló pero no consiguió conectar con mi cuenta de Lastfm. Para terminar, jDownloader fue instalado usando el script de su web.

Gestor de arranque
Comice instala Grub con fondo negro sin más pretensiones. Reconoció los sistemas instalados, que en este momento son Windows 7, Arch y Ubuntu Lucid.

Estabilidad y suspensión a RAM
No se puede decir que el sistema sea estable, ciertamente sufrí cuelgues al final de la instalación y al intentar iniciar, por no hablar de los constantes aparentes reinicios de la shell, ya sea al maximizar una ventana o simplemente al mover el ratón hacia la esquina superior izquierda para mostrar los programas en ejecución. Muy molesto en su conjunto, para mí el sistema no se puede catalogar de usable. La suspensión funciona bien, sin embargo.

Ciclo de desarrollo
Han transcurrido apenas tres meses entre la última versión de Pear y la nueva de este Comice, nombre que, por cierto, obtiene de una variedad de pera. En su web no hacen referencia al ciclo de desarrollo, tan solo que está basada en Ubuntu. Cuentan con una versión con KDE totalmente nueva y reconocen que su objetivo es simplemente dotar a Ubuntu de una interfaz simple y, a la vez, poderosa.

Pues, atendiendo a esta última declaración de intenciones, tengo que decir que, lamentablemente no consiguen el objetivo. Al menos, no en mi equipo. El producto resultante es un Ubuntu peor, con fallos gráficos continuados y que no mejora en nada a la original. En realidad, no deja de ser un Ubuntu tematizado que recuerda en algo a Mac, pero nada más. Creo que la anterior versión tenía un mayor parecido con el sistema de Cupertino y, a la par, era más utilizable. Pero al haber probado cada versión en un hardware distinto no estoy muy seguro de si el problema se puede achacar a la propia Comice o a incompatibilidades con la Radeon.

Tema Macbuntu en Ubuntu Lucid

Sea lo uno o lo otro, y siempre en mi opinión, Comice no aporta nada interesante al mundo Linux. Si te gusta el estilo de Mac sin pasar por el aro de Apple y sus prohibitivos precios siempre puedes optar por algo que se le parece bastante más: un Ubuntu clásico con el tema Macbuntu. Más bonito, menos problemático, más productivo. Comice obtiene un 7’69 de valoración. Saludos. 

Anuncios

Pear OS 3.0 Panther: Linux con sabor a Mac

Son muchos los seguidores de ese gigante americano llamado Apple, la compañía de la manzana mordida, la cual perdió recientemente a su fundador y principal gurú intelectual durante muchos años, Steve Jobs. No he tenido el gusto de probar ninguno de sus productos, para mi desgracia o mi fortuna no están a mi alcance, pero si de algo soy admirador es del sentido estético de Apple, a menudo imitado dentro del mundo Linux. Por poner un ejemplo, el fantástico tema Macbuntu que convierte a la propia Ubuntu o a cualquier distro basada en ella en un clon de ordenador Mac, hasta el punto de que hay usuarios de la “manzanita” que no son capaces de diferenciar el Linux tuneado del Mac OSX.

Y hoy nos topamos con Pear OS, versión 3.0, llamada también Panther. Una distribución francesa que imita a la perfección la apariencia y funcionalidad del sistema operativo de Apple. Se basa en Ubuntu 11.10, con lo que esto significa para bien y para mal.

Instalación
Grabo la iso a un pendrive e inicio. De repente me veo transportado al mundo Mac, con un escritorio live que presenta Gnome 3 algo transformado. La tradicional barra superior, con el logo de Pear (una pera mordida) y en la parte inferior el genial Docky, con iconos que recuerdan a los de Mac. El fondo de pantalla presenta el lema “Think totally different”, es decir, “piensa completamente diferente”.

Al instalar nos encontramos con el mismo instalador de Ubuntu, aunque con el detalle de cambiar el nombre, cosa que no siempre ocurre, y sin slide-show. Tras diez minutos instalando, reinicio el sistema y me encuentro lo habitual: escritorio en inglés, solo parcialmente en castellano. La solución es simple, menú Pear –> System Settings –> Language Support. Allí desplazamos el idioma español al primer puesto. Pulsamos de nuevo en el menú Pear (la perita de la esquina superior izquierda) y escogemos Log out. Volvemos a entrar, elegimos de nuevo Language Support (que ahora será Soporte de idiomas) y el sistema nos avisará de que faltan paquetes de lenguaje por instalar. Los instalamos, volvemos a hacer logout y volvemos a entrar. Todo estará ya en castellano.

Cabe destacar la ausencia de un menú de aplicaciones propiamente dicho, pues el citado menú Pear ofrece varias opciones, mas no la mayoría de los programas instalados. Para abrir cualquier programa será necesario pulsar en la aplicación Launchpad que se encuentra en la barra inferior, nos aparecerá entonces algo parecido al “dash” de Ubuntu, donde podremos elegir o buscar cualquier programa. A diferencia de lo que ocurre con la distro de Canonical, la barra superior sí permite ver la meteorología si así lo deseamos, aunque el tema visual escogido es erróneo e impide visualizar correctamente la temperatura, debido a la coincidencia de colores. Una pena.

Navegación
Pear OS viene con Opera como navegador por defecto, en este caso sustituto de Safari, claro está. Para poder hacer la comparativa en igualdad de condiciones, decido instalar Firefox, para lo cual utilizo la llamada Pear OS Appstore, que es el nombre que recibe el instalador de aplicaciones. Firefox se instala sin problemas, sin embargo es imposible encontrarlo en el Launchpad. Simplemente, no aparecerá. Fastidioso, pero al menos se puede paliar: buscamos la terminal en el Launchpad, escribimos “firefox” en la consola y, una vez se haya iniciado, veremos el icono correspondiente en la barra inferior. Si pulsamos con el botón derecho sobre dicho icono y escogemos “Anclar al dock”, lo tendremos siempre ahí abajo.
En lo que a navagar se refiere, la experiencia es irregular. No aprecio la misma fluidez en las páginas que en otras distribuciones, se nota todo algo lento. Flash, sin embargo, va bien.

Vídeo
Tótem es la aplicación de reproducción de vídeo de Pear OS. En principio no reproduce ni mp4 ni avi, aunque durante la instalación marqué la casilla para que se descargar el soporte para este tipo de archivos. Si instalamos VLC desde la Appstore podremos reproducir dichos archivos, pero los de alta calidad se ven a saltos.


Música
Para la música, a falta de iTunes, claro, tenemos Clementine. Estupenda solución, el fork de Amarok 1 funciona perfectamente y reproduce los mp3 de inicio.

Ofimática
Si bien, en principio, no contamos con suite de ofimática, al ofrecernos el sistema la primera actualización se incluirá por defecto Libreoffice.

Fotografía e imágenes
Tenemos Shotwell para gestionar nuestra colección fotográfica. Si queremos usar GIMP lo podemos encontrar en la Appstore.

Gestor de software
Contamos con la ya mencionada Pear OS Appstore, que pese a lo que su nombre pueda sugerir no es tal tienda, sino un gestor de aplicaciones gratuitas disponibles para instalar. La pega es que está semitraducida, mezclándose en ocasiones el inglés con el francés y el español, lo que le da un aspecto bastante caótico al programa. Para actualizar el sistema podemos recurrir al gestor de paquetes Synaptic, que nos permite elegir las instalación automática de nuevas versiones de paquetes.


Reconocimiento de hardware
Al tratarse de una variante de Ubuntu, comparte su buen reconocimiento de hardware (al menos en mi caso particular). Todo funciona con solo conectarlo. Se incluye Simple Scan para el manejo del escáner. Cheese también está incluido para manejar la webcam, pero por desgracia no funciona (imagen en negro). Sin embargo, durante la instalación del sistema se me permitió usar la webcam para tomar una foto para mi perfil, cosa que hice sin ningún tipo de problemas, lo que viene a demostrar que el fallo está en el propio Cheese, es decir, que la cámara es reconocida y funciona bien.

Software de uso habitual
Bien, en general, en este apartado. Cheese y Simple Scan vienen de serie, tenemos Dropbox y Vagalume en la Appstore, jDownloader funciona si lo instalamos con el habitual script de su web y Skype, también en su web, nos permite descargar el paquete correspondiente a Ubuntu que podemos usar perfectamente en Pear OS.

Administrador de arranque
Lo reconoce absolutamente todo. Para editar el menú de arranque basta instalar “Startupmanager” en la Appstore.

Estabilidad y suspensión a RAM
El sistema en sí es estable, sin cuelgues, pero con las aplicaciones he tenido problemas puntuales, sobre todo con la Appstore, que se hace muy lenta y en ocasiones deja de responder. La suspensión a RAM es correcta.


Y correcta es precisamente la palabra que define a esta distribución. Pear OS 3.0 no aportará nada especialmente nuevo más allá de la estética. Cabe resaltar, no obstante, que los cambios realizados para “clonar” un sistema Mac han suavizado las asperezas de Gnome 3, con lo cual queda un equipo bastante más usable. El simpático logo de la pera mordida puede ser una buena alternativa para los que no se pueden permitir, o simplemente no les apetece, disponer de un ordenador Apple. Lo puntúo con un 8’56. Siempre nos quedará Macbuntu, por otra parte.