¿Y ahora qué?

Esta mañana he pasado por el aro: oposiciones ridículas – en número de plazas, y en otras cosas peores que me guardo para mí – al Servicio Andaluz de Salud. Miles de aspirantes, tres horas de examen. Dicen por ahí que ya están firmadas las próximas. Teniendo en cuenta que hacía 9 años que no se convocaban y que han sacado las plazas equivalentes a menos de 1 año de jubilaciones, como para fiarse de esta gente.

Pero es lo que hay. Carpetazo a este asunto por ahora, aunque solo en parte, pues la posibilidad de éxito en una nueva convocatoria depende mucho de no perder el hábito de estudio instaurado en estas últimas semanas, las mismas en las que he dejado el blog abandonado a su suerte. Tampoco me preocupa demasiado el obtener una plaza. Creo que en el contexto cambiante actual, el ser propietario de un pequeño hueco en la administración está sobrevalorado. Mientras haya trabajo, llamadme como gustéis: interino, eventual o pringado a vuestro servicio.

Pensaba que una vez acabase esta fase de estudio intensivo mis ideas respecto al blog se aclararían como por arte de magia. Lamentablemente no ha sido así y continúo indeciso. O, tal vez, estoy demasiado atolondrado por el dichoso examen y no es hoy momento de resolver esta entuerto. Me he propuesto acabar con tantas horas ante el monitor por una buena razón: me resiento físicamente. Cervicales, vista, dolores articulares… Son un precio muy alto a pagar. También mentalmente, con tanto analizar y tanto saltar de distro en distro, algo que últimamente parece que da un poco de grima al personal.

Objetivos para este año

Ejercicio físico. Tengo que acabar con el sedentarismo como sea. Estoy hecho una piltrafa y no me parece de recibo con solo 39 años. En casa del herrero…

Una sola distribución GNU/Linux. Para qué extenderse más sobre un tema ya tan trillado. En el artículo que os enlazo arriba dan unas cuantas razones por las que el “distro hopping” es un asco.

Renovar la apariencia del blog. Últimamente veo diseños más dinámicos y me da que me estoy quedando un poquillo anticuado en este asunto.

Diversificar la temática. Menos GNU/Linux y retomar temas más personales, del estilo de lo que os contaba al principio del párrafo.

En los próximos días trataré de dar forma a estos cuatro puntos, que parecen muy sencillitos de cumplir, y no lo son tanto. Como sabéis, desde el paseo más trivial hasta la más grande de las maratones, todo empieza con un primer paso. Solo es cuestión de darlo.

Salud

Anuncios

18 comentarios en “¿Y ahora qué?”

  1. La gente suele pensar que los funcionarios son unos privilegiados por tener trabajo fijo, pero hay que currarselo mucho, no cae del cielo, por lo menos legalmente no deberia. Suerte aqui por lo menos en sanidad que es lo que conozco te sirve la nota para la bolsa.

    Me gusta

  2. Hola Enrique esperemos los mejores resultados para esa convocatoria.
    Estamos en las mismas en cuanto al fisico. La ultima semana estuve con dolores lumbares tremendos, hay que hacer ejercicio, te apoyo en eso 🙂
    Ojala logres todos tus cometidos, aunque lo de la unica distro es la que veo mas dificil. Yo me quede con dos, mi semirolling y la pointrolling para casos de emergencia y voy bien asi.
    Con lo de los temas diversificados estoy de acuerdo y espero ver lo que vas a ofrecer. Me recuerda un tanto a mi intencion de blog que nunca miro y que recibe una entrada al año, me gustaria dedicarle el tiempo que merece pero es algo que no tengo por ahora.
    Saludos!

    Me gusta

  3. Hola Jairo, en esta convocatoria no tenía puesta esperanza alguna, pues es un concurso-oposición donde no solo cuenta el examen, sino también el tiempo trabajado. Ni siquiera con un examen perfecto hubiera tenido plaza asegurada, con lo que el asunto está bastante claro.

    Mis problemas físicos se acentúan de un modo directamente proporcional a las horas que pase ante el ordenador. Pretendo retomar el “running” esta semana con uno de esos planes de inicio que hay por la red, a ver si soy capaz de conseguirlo. Lo de la única distro, estamos de acuerdo en lo difícil que es, pero no hay más remedio si quiero reducir las horas de ordenador al minimo. Me duele reconocer que Chakra me quita mucho tiempo (foros, CCR, ahora el grupo de Telegram…) y tengo que ir dejándola de lado para salir del círculo. Voy a instalar alguna distro aburrida con la que solamente se pueda trabajar para evitar distracciones. Y a otra cosa, que creo que ya he cumplido mi ciclo con creces.

    Saludos

    Me gusta

  4. Yo llevo años dando saltos por distros, escritorios, etc. Me identifico mucho con tu anterior post.

    Por fin encontre la paz con Arch Linux – gnome.

    Suerte con las opos. Un abrzo

    Me gusta

  5. Ánimo en todos los proyetos que tengas por delante ! (:
    Espero no abandones Chakra, para mi será el “tapado” de este 2016, podría dar sorpresas, Saludos !

    Me gusta

  6. Tal vez con distro aburrida te refieres a Debian, vi que hacia alla enviaba el enlace que pusiste. Yo anduve en Debian un tiempo antes de probar Chakra y no vuelvo nunca por alla. Si, es establey tiene de todos los programas habidos pero vive desactuslizada. Es como tener un Nokia 1100 😀 tremendo celular que aguanta de todo pero vaya que en esta epocanadie lo usaria.
    Te recomendaria Netrunner basada en Ubuntu pero esperando la nueva LTS. Me ha gustado muchisimo pero creo q la version 16 estuvo mejor q la 17.

    Me gusta

  7. No os preocupéis, que siempre tengo algún Chakra cerca, ya sea en mi portátil o en casa de mi padre (no lo mueven de ahí ni a tiros). Me refería a mi ordenador de escritorio, el del día a día. Y no estaba pensando en Debian, no me apetece configurar a pelo lo más mínimo. Me he vuelto un usuario demasiado cómodo, de esos que a muchos “tuxlibanes” no les gustan. Dadme una interfaz de usuario y seré feliz.

    Me gusta

  8. Hola, Enrique.
    Probablemente, (tiro a adivinar), estés hecho una piltrafa debido al síndrome de abstinencia que dejan los litros de café que te habrás metido para estudiar. En cuanto a las oposiciones, tú no sé si sólo te presentas a las locales, pero yo he llegado a opositar en Madrid y soy valenciano, y la experiencia es buena porque saqué un 4,5 en un temario que no era el mío, pues tengo claro que el empleo “está en la calle” y las oposiciones no las veo como palos entre las ruedas, sino más bien como oportunidades. Además, ¿vas a ser enfermero toda la vida?, es una muy buena opción pero también veo posible navegar otros mares, ¿y vas a estar en Chakra toda la vida también?, pues probablemente tampoco.

    Me gusta

  9. A decir verdad no me he preparado a fondo esta OPE por tener una probabilidad ridículamente baja de conseguir la plaza (el tiempo trabajado influye mucho y en el SAS hay gente a punto de jubilarse aún sin su plaza). Así que no estoy con el mono de cafeína, al menos, no más de lo habitual. Mi intención es seguir en mi profesión mientras pueda, desde luego, aunque sea eventual toda mi vida laboral. Tiempos modernos de empleo precario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s